Siguen sumando tecnología para prevenir delitos en Lanús

    891

    Al inicio de la gestión del intendente Néstor Grindetti, el Municipio de Lanús tenía solo 180 cámaras de seguridad distribuidas en barrios. Las mismas contaban con un servicio de monitoreo poco preparado, además de tratarse de equipos que no contaban con última tecnología. Desde ese entonces y ante la necesidad de los vecinos de dar fin a los hechos delictivos en las calles, el área de seguridad comenzó a trabajar en la incorporación de tecnología, lo cual llevó a contar hoy con un total de 800 cámaras de seguridad (40 de ellas con lector de patente y otras 10 con detector de rostro) y a sumar próximamente un total de 150 durante el año 2020.

    Sobre las nuevas cámaras, el jefe de Gabinete del Municipio de Lanús, Diego Kravetz, destacó: “La idea es ya no solo tener cámaras de última tecnología sino apuntar al software inteligente para poder acompañar la videovigilancia que hace el operador”.

    A lo largo de cuatro años, el número de casos en donde las cámaras de seguridad fueron apoyo de distintas causas y además herramientas para la prevención, fue aumentando. En ese sentido, en 2016 las cámaras registraron 4500 situaciones, para 2017 en número se elevó a 6087, en 2018 llegó a 9351 y, finalmente, en 2019 alcanzó los 9768 casos.

    La inversión en cámaras de seguridad cobra gran importancia por ser un apoyo para servicios de emergencias y además por ser utilizadas como pruebas para casos a cargo de juzgados o fiscalías. De este modo, el uso de las mismas pueden resolver situaciones que ya sucedieron, ser utilizadas en el momento en el que ocurre el hecho (como por ejemplo persecuciones) o bien, prevenir alguna situación alertada por los operadores del Centro de Monitoreo, que gracias a la importante infraestructura en telecomunicaciones, pueden detectar situaciones con facilidad .