Audiencia del juez con defensa, querella y rugbiers presentes por el crimen de Fernando

171
Los abogados de la familia de Fernando Báez Sosa y la defensa de los rugbiers imputados del crimen del joven en Villa Gesell mantendrán una reunión con el juez de Garantías que interviene en la causa antes de que éste resuelva el pedido de prisión preventiva presentado por la fiscalía y los ocho acusados aun detenidos deberán estar presentes.

Fuentes de la investigación informaron que tanto el particular damnificado, encabezado por Fernando Burlando; como Hugo Tomei, abogado de los diez imputados; se encontrarán el próximo jueves desde las 9 ante el titular del Juzgado de Garantías gesellino, David Mancinelli, y con los acusados en la sala.

Voceros judiciales señalaron que la audiencia fue solicitada por ambas partes, luego de que se conociera el pedido de prisión preventiva para ocho de los diez rugbiers y la liberación de los otros dos, por parte de la fiscal del caso, Verónica Zamboni.

La cita será antes de que el magistrado resuelva la medida pedida por la fiscal, y tanto el particular damnificado como el defensor expondrán «su versión y por qué se debería aceptar esa versión de los hechos».

Si bien las presentaciones y afirmaciones de ambas partes no son vinculantes para el juez a la hora de resolver sobre la prisión preventiva, para lo que Mancinelli tiene un plazo de cinco días, fuentes de la causa adelantaron que los representantes de la familia de Báez Sosa pedirán que la figura de «homicidio agravado por concurso premeditado de dos o más personas» incorpore los agravantes de «alevosía» y «homicidio por placer».

A su vez, para esta audiencia deberá disponerse de «una comisión especial, extremándose los medios conducentes para el resguardo de los detenidos», para su traslado desde la Unidad Penal de Dolores en la que permanecen alojados hasta el Juzgado de Garantías en Gesell.

Pero no será necesaria la presencia en el lugar los dos rugbiers liberados hoy, Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, quienes de todos modos continúan imputados como partícipes necesarios del delito de «homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas».