El turista apuñalado sigue en coma y ahora cursa un cuadro de neumonía

201

El turista australiano de 67 años que permanece internado en coma farmacológico tras haber sido apuñalado en el pecho por un delincuente que intentó robarle frente a la Facultad de Derecho, el sábado último en el barrio porteño de Recoleta, cursaba un cuadro de «neumonía», informaron fuentes médicas.

Según el parte del Hospital Fernández difundido ayer, Terrence Bulmer «se encuentra cursando neumonía asociada a ventilación mecánica con fallas orgánicas» y aclaró que el cuadro es «estable dentro de los parámetros de gravedad que presenta el paciente.

«Es una complicación, pero esperable por la cantidad de días que lleva con respirador», explicó una fuente médica.

Esta neumonía es una novedad respecto del estado de salud descripto entre el lunes y ayer, y al igual que esos días el paciente permanece alojado en la unidad de terapia intensiva por «un trauma torácico penetrante con lesión cardíaca».

«Continúa bajo monitoreo multiparamétrico y con medidas de soporte de sus funciones orgánicas», indicó el parte, que detalló que el turista se encuentra en «coma farmacológico», con «asistencia ventilatoria mecánica» y «requerimiento de fármacos vasoactivos» para que su sistema circulatorio sea estable.

El hecho se registró el sábado último cerca de las 7.10 de la mañana mientras Bulmer, quien trabaja para una empresa radicada en Brisbane, Australia, realizaba ejercicio frente a la Facultad de Derecho, en Recoleta.

Según les explicó el turista a los policías que acudieron al lugar, en ese momento fue sorprendido por un delincuente que lo amenazó con un arma blanca para exigirle sus pertenencias.

Como el hombre se negó, el ladrón le aplicó un puntazo en el pecho, a la altura del corazón, y huyó a la carrera, dejando en el lugar el arma que había utilizado.

Las fuentes precisaron que tanto el hombre como su esposa, que el domingo tenían previsto embarcarse en un crucero a Ushuaia, recibieron asistencia de la Defensoría del Turista, que acompaña su evolución junto a personal del Consulado y la Embajada de Australia.

Sin embargo, por su estado de salud, la víctima aun no pudo declarar sobre lo ocurrido ante el fiscal de la causa, Martín López Perrando, quien inició actuaciones por «robo y lesiones» y ordenó una serie de diligencias en procura de identificar y localizar al delincuente.

La principal hipótesis que manejan los investigadores apunta a que el delincuente actuó solo y se movilizaba a pie y que se habría ocultado en la cercana Villa 31 de Retiro.

Por ello, los pesquisas analizaban las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona y buscaban testigos presenciales del hecho con el objetivo de obtener más pistas sobre el asaltante.