Cae un clan familiar rosarino que se dedicaba al «delivery» de drogas

408

La Policía de Seguridad Aeroportuaria desbarató al clan narco familiar “Los Ruiz”, quienes se dedicaban al “delivery” de drogas. Siete personas quedaron detenidas, tras seis allanamientos realizados en la ciudad de Rosario y dos en la localidad de Granadero Baigorria.

Los siete detenidos son tres mujeres y cuatro hombres, entre ellos los cabecillas de la banda: Nico Ruiz, Checho Ruiz y Tachán Ruiz.

En el operativo, los oficiales de la fuerza que conduce Alejandro Itzcovich, en apoyo con personal de Gendarmería Nacional, incautaron un ladrillo de marihuana con un peso de 197 gramos y 135 envoltorios del mismo estupefaciente. Además secuestraron 15.500 pesos; dos armas de fuego y cartuchos de distintos calibres; una balanza; elementos para corte y estiramiento; nueve teléfonos celulares; una filmadora y documentación de interés para la causa.

La investigación comenzó tras la identificación del domicilio donde Nico vendía estupefacientes, ubicado en la calle Polledo, entre Salvat y Oncativo (en el barrio Nuevo Alberdi de la ciudad de Rosario).

Además, se corroboró que un hombre llamado Milton trabajaría junto a Nico, como encargado de las ventas al menudeo.

Se continuó investigando y se verificó que el principal abastecedor de las drogas vivía en un lugar donde funcionaba una verdulería.

Asimismo, Nico se abastecía de estupefacientes a través de una persona apodada “Para o Paraguayo”, quien conjuntamente con su mujer compartían esta maniobra delictiva.

Cabe mencionar que esta pareja tendría un punto de venta que se pudo identificar en la calle Blomberg al 4000 de la ciudad de Rosario, donde vivía otra mujer miembro de la banda.

Modus Operandi: la modalidad utilizada por Nico para conseguir estupefacientes era comunicarse con los abastecedores, quienes se acercaban a su domicilio, donde se les pagaba por la sustancia.

También se comprobó que muchas veces Nico enviaba a Milton en remís hasta el barrio Remanso Valerio, donde compraba estupefacientes.

De esta manera, durante la investigación, la PSA pudo determinar todos los distintos roles y las relaciones de los sospechosos: quienes comercializaban la sustancia, aquellos que la abastecían y los encargados de acondicionarla para distribuirla y venderla en la modalidad “delivery”.

Los detenidos quedaron incomunicados y junto a lo secuestrado fueron puestos a disposición del juzgado Federal N° 3, a cargo de Carlos Vera Barros.