Apartan a un comisario inspector de la Bonaerense acusado de apropiarse de los bienes de un hombre muerto

557

Un comisario inspector de la Bonaerense y su hermano, también integrante de la misma fuerza, fueron desafectados tras ser denunciados por la presunta apropiación de al menos tres inmuebles y un vehículo pertenecientes a un relojero fallecido en plena calle en 2016 en la ciudad de Mar del Plata, donde cumplen funciones. 

Se trata del ex jefe de la Delegación de Drogas Ilícitas de la localidad balnearia, el comisario inspector Diego Gancedo, quien había sido trasladado el viernes último al mismo cargo en el Partido de Dolores, y de su hermano, el teniente primero José Antonio Gancedo, quien se desempeñaba en la Patrulla Rural.

Ambos son investigados por la justicia departamental, acusados de apropiarse de una vivienda, dos locales comerciales, un garage y un vehículo de colección que pertenecían a Luis Aguado (77), un relojero y joyero que murió el 11 de julio de 2016, luego de sufrir una descompensación en plena calle.

La investigación se inició a partir de una serie de denuncias anónimas, que señalaron que ambos policías se habían apropiado de esos bienes, según informaron fuentes judiciales.

Según esas denuncias, al producirse la muerte de Aguado, el comisario Gancedo estaba al frente de la Comisaría 2da., con jurisdicción en la zona, y omitió informar del fallecimiento a la fiscalía de turno en ese momento, con la presunta intención de apropiarse de los inmuebles, de un Ford Falcon restaurado, de joyas e importantes sumas de dinero.

Fuentes judiciales señalaron que al descompensarse en la vía pública, Aguado no llevaba documentación personal, pero fue identificado gracias a una boleta que tenía en su poder, en la que constaba la dirección de su domicilio, sobre la avenida Juan B. Justo al 3100, a unas 25 cuadras del centro de la ciudad.

Según la investigación en marcha, desde entonces el hermano del comisario quedó en custodia de la vivienda.

A partir de estos hechos, ambos fueron imputados por los delitos de «omisión de deberes, hurto calamitoso y usurpación de inmueble», en una causa que quedó en manos del fiscal Fernando Berlingeri, con intervención del juez de Garantías Gabriel Bombini.

Además, fuentes del Ministerio de Seguridad provincial informaron que en las últimas horas los dos acusados fueron desafectados de la fuerza por la Dirección de Asuntos Internos.

Durante la toda la jornada se realizaron una serie de allanamientos en los inmuebles involucrados y en los domicilios de los acusados.

Los operativos fueron realizados por personal de Prefectura Naval Argentina y del Cuerpo de Ayudantía Técnica a la Instrucción, dependiente de la Fiscalía General marplatense.