Rosario: matan de un corte en el cuello a un joyero e investigan el móvil

341

El propietario de una joyería de Rosario fue asesinado ayer de un corte en el cuello mientras atendía su comercio y por el crimen se investiga a un sospechoso que entró en el local, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió entre las 11.20 y las 12, cuando la víctima, identificada como Miguel Ángel Gómez (55), fue encontrada por su hija tirada en el piso, sobre manchas de sangre, en la joyería «Nefertiti», situada en Mendoza al 900, en pleno centro rosarino.

«La persona, que tiene un corte en el cuello, falleció de forma violenta y creemos a simple vista que esa es la causa de la muerte», informó el fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta.

El fiscal, quien también investiga el crimen del taxista Mario Esusy (61), cometido en Rosario, aclaró que en las próximas horas «se realizará autopsia para confirmar» lo que los médicos del servicio público de emergencias diagnosticaron en el comercio.

Según explicó el funcionario, una hija del joyero llegó al comercio y le llamó la atención el lugar donde estaba estacionado el automóvil de su padre.

Al no poder ingresar en el negocio, llamó a un cerrajero y una vez adentro del local encontró a su padre muerto.

«No hay desorden en el comercio», precisó el fiscal Spelta y agregó: «Presumimos que conocía al asesino porque no opuso resistencia, salvo un corte en la mano de carácter defensivo, pero no hubo movimientos violentos en el lugar».

Según el investigador, «el ingreso de la persona que podría ser la autora del hecho fue amigablemente, con un saludo, ingresa al comercio y se retira media hora después, sin la presencia del joyero».

«El móvil del ataque no puede ser confirmado todavía», sostuvo el vocero consultado que añadió que «el comercio estaba abierto» al público «en el momento que ingresa esta persona» que es la principal sospechosa del crimen.

Si bien no descarta ninguna hipótesis, el representante del Ministerio Público de la Acusación (MPA) indicó que no había signos de un intento de robo.

En tanto, este mismo comercio había sido robado por boqueteros en 2016, agregaron los pesquisas. (Télam)