Río Cuarto: desbaratan una peligrosa banda narco

326

La Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), acorde a los lineamientos del Ministerio de Seguridad de la Nación, desarticuló una organización delictiva dedicada a la compra, distribución y comercialización de sustancia estupefaciente que operaba en la ciudad cordobesa de Río Cuarto. Tras intervenir en la causa hace poco más de dos años, la investigación de la PSA derivó en 66 operativos de los cuales 63 fueron allanamientos en domicilios ubicados en las provincias de Córdoba, Chubut y Buenos Aires, donde los oficiales detuvieron a 14 personas y secuestraron 42 automóviles (la mayoría de alta gama), ocho motocicletas y un cuatriciclo valuados en más de 24.000.000 de pesos aproximadamente; armas de fuego; joyas; electrodomésticos cuyo valor rondaría los 2.600.000 de pesos; dinero en efectivo tanto en moneda nacional como en otras divisas por un valor de más de 6.000.000 de pesos. Además, se pusieron a disposición del juzgado interviniente inmuebles por un valor de mercado aproximado de unos 27.000.000 de pesos.

La investigación comenzó en 2014 por parte de otra fuerza de seguridad, en cuyo transcurso no se registraron avances significativos, terminando procesado el personal comisionado por supuesta connivencia con los investigados. La judicatura actuante decidió entonces dar participación a la PSA para que se haga cargo de la pesquisa.

Con el objetivo de desbaratar la organización criminal, los policías aeroportuarios procedieron a identificar y determinar su estructura e integrantes mediante labores de campo y análisis de información. También se establecieron las relaciones vinculadas al posible tráfico de drogas y el lavado de activos, ya que las ganancias de la actividad ilícita habrían incrementado exponencialmente y de manera injustificada el patrimonio de los involucrados. Asimismo, se determinó que su líder era Claudio Torres, quien falleció a mediados de enero pasado producto de heridas de arma de fuego. La compra-venta y traslado de drogas y, posteriormente, el blanqueo de los capitales obtenidos, constituía el ciclo criminal de la organización.

En virtud de las tareas investigativas, el 24 de enero se realizaron 46 allanamientos en inmuebles de las ciudades cordobesas de Río Cuarto y Alpa Corral, y en Puerto Madryn, provincia de Chubut, lo cual demandó una planificación operativa para el despliegue de 246 oficiales de la PSA de distintas regiones y especialidades (equipos de asalto táctico, binomios cinotécnicos, etc.) movilizando más de 60 vehículos de la fuerza. Además, se contó con la colaboración de personal de la Gendarmería Nacional Argentina y de la Administración Federal de Ingresos Públicos. En ese marco fueron detenidos nueve varones y dos mujeres secuestrándose 2.652.510 de pesos; 87.501 dólares; 40 autos y camionetas (de alta gama de marcas como BMW, Mitsubishi, Jeep, Volkswagen, Toyota, Ford, Peugeot, Citroën, etc.); cuatro motos; un cuatriciclo; dos bicicletas, un kayak, armas de fuego y municiones de distinto calibre; gran cantidad de electrodomésticos de alto valor, entre ellos heladeras, televisores, minicomponentes y torres de sonido, sistema de micrófono inalámbrico, consolas, lavarropas, cocinas, microondas, balanzas, aire acondicionados, calefactores, un frigobar, una cinta para correr y también hidrolavadoras, generadores de energía, un compresor y una máquina para contar billetes. Además incautaron algunas joyas, entre las que se destacan tres anillos Bulgari y relojes.

Entre los domicilios allanados figuran dos lavaderos de autos, una concesionaria y otro local de compra y venta de automóviles, un taller de chapa y pintura, una gestoría, un kiosco, una rotisería, un galpón de autopartes, un complejo de cabañas, casas y apartamentos altamente equipados como así también inmuebles abandonados.

Los procedimientos continuaron el 31 de enero en dos departamentos de un condominio privado riocuartense, donde secuestraron registros fílmicos y documentación de interés. El 7 de febrero oficiales de la PSA allanaron otros cuatro domicilios de esa ciudad donde aprehendieron a dos personas (un varón y una mujer) y decomisaron tres motos, varias armas largas y municiones. Durante esa jornada también detuvieron al subcomisario retirado de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Al día siguiente se concretaron dos allanamientos más en Río Cuarto y otros dos en la ciudad bonaerense de Vicente López, entre ellos en la concesionaria de Audi en busca de documentación de interés. El 12 y 13 del corriente se concretaron los últimos allanamientos hasta el momento, donde se secuestró más información, 28.000 pesos, un auto y una moto.

Además, en este lapso temporal se cumplieron con las órdenes de presentación solicitadas por la judicatura tanto en entidades bancarias como en la Departamental policial de Río Cuarto.

En síntesis, como resultado de los procedimientos los oficiales de la PSA detuvieron a 14 personas de nacionalidad argentina y mayores de edad; se decomisaron 2.680.605 pesos; 87.501 dólares; 21.000 pesos chilenos; 7.000 guaraníes; 20 euros y 10 reales; tickets de compra venta de propiedades y cheques. Además secuestraron 42 automotores, ocho motos, un cuatriciclo; 10 armas de fuego de distinto calibre, municiones; 107 celulares, numerosos dispositivos electrónicos, computadores, notebooks, tablets y cientos de electrodomésticos. También incautaron cinco plantas de cannabis, 11 contenedores con diversas semillas de esta planta, poco más de 14 gramos de marihuana, lámparas y presunta sustancia de corte; numerosas tarjetas de débito y crédito y valiosa documentación para la causa.

Todo lo mencionado fue puesto a disposición del Juzgado Federal de Río Cuarto, a cargo de Carlos Ochoa Carlos, secretaría de María Storani.