Robo fatal: Salió en defensa de un amigo y lo mataron de un tiro

383

Un comerciante de telas fue asesinado de un balazo en el pecho cuando salió a defender a un amigo mientras era asaltado por delincuentes a bordo de un remís en la puerta de su casa del barrio porteño de Parque Avellaneda, informaron hoy fuentes policiales.

El hecho ocurrió anoche, alrededor de las 22.30, frente a la calle Homero 1574, donde la víctima, identificada por las fuentes como Miguel Ángel Gómez Huanca (30), un comerciante de nacionalidad boliviana, intentó defender a un amigo cuando era asaltado.

Las fuentes explicaron que el hecho se produjo cuando un amigo de Gómez Huanca llegó a su casa para llevarse unas telas que el comerciante acopia en un depósito ubicado frente a la vivienda.

Cuando el amigo ya había abordado el remís marca Fiat color negro en el que se iba a retirar y esperaba a que Gómez Huanca le entregara las telas del depósito, tres delincuentes armados llegaron a pie con fines de robo y rodearon el vehículo, dos por el lado del acompañante y otro por la ventanilla del conductor.

Al advertir que estaban asaltando a su amigo y al remisero, también de nacionalidad boliviana, Gómez Huanca salió de su domicilio gritándole a los delincuentes, quienes le dispararon.

La secuencia del homicidio quedó registrada en los videos de dos cámaras de seguridad de una casa vecina al depósito, que son una prueba clave en la investigación.

En los videos se observa que mientras los delincuentes ya habían abierto las puertas del remís para abordar a las víctimas, Gómez Huanca aparece corriendo y le tira una patada al ladrón que estaba junto al conductor.

Ese delincuente entonces le efectuó al comerciante un disparo casi a quemarropa en el pecho, a la altura del corazón.

Gómez Huanca murió en el acto y quedó tendido junto al remís y a un cantero de la vereda, mientras que los tres delincuentes abortaron el robo y escaparon corriendo del lugar.

Al lugar arribó una ambulancia del SAME, cuyo médico constató la muerte del comerciante.

Los vecinos se quejaron hoy ante la prensa que se trata de una zona insegura donde roban a toda hora y bajo todo tipo de modalidad.

«Roban a toda hora, en bicicleta, a pie o en auto», dijo al canal C5N uno de los vecinos de la cuadra.

Otro habitante del barrio contó que el primer jueves de cada mes se reúnen en la comisaría que tiene jurisdicción en la zona de la Comuna 9 para hablar sobre temas de seguridad. «Recursos hay, un montón, lo que no hay es acción. Así no va más. Nos tienen desprotegidos», señaló.

En tanto, una mujer que reside en el barrio hace 30 años recordó que escuchó «un disparo» aunque no salió a la calle a ver qué pasaba y recordó a la víctima como una «muy buena persona».

Finalmente, en el mismo barrio, donde predominan las casas particulares con veredas arboladas y autos estacionados en ambos cordones, hay un taller mecánico, cuyo dueño reside en el mismo inmueble y dijo haber escuchado las sirenas policiales tras el crimen.

«Era trabajador y macanudo. Todos los días a las seis de la mañana lo veía cargar las telas en su camioneta», contó en referencia al comerciante asesinado.

Además, este hombre relató que tiempo atrás, un empleo del taller fue asaltado «al voleo» y privado de su libertad, mientras que otro vecino, llamado Abel, contó que la semana pasada su hijo «fue asaltado con un cuchillo».

Voceros policiales indicaron a Télam que por el momento se trabaja para esclarecer el crimen del comerciante en base a los dichos de testigos y las imágenes de las cámaras de seguridad para intentar identificar y detener a los autores del hecho.

El caso es investigado por la fiscal Cinthia Oberlander, de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional 17, y a nivel policial, detectives de la División Homicidios y de la comisaría 9 de la Policía de la Ciudad.