La Corte bonaerense confirmó la absolución de Carrascosa por el crimen de María Marta García Belsunce

353
Carrascosa

La Suprema Corte bonaerense confirmó la absolución del viudo Carlos Carrascosa por el crimen de su esposa, María Marta García Belsunce, cometido el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel, de Pilar.

El máximo tribunal provincial rechazó “por insuficiente” un planteo del fiscal de Casación Carlos Altuve.

De esta forma, quedó firme la resolución de la Sala I del Tribunal de Casación Penal bonaerense que, a fines de 2016, había absuelto al viudo por el delito de “homicidio calificado por el vínculo”, por el que había sido condenado a perpetua en 2009.

Además, en relación a la acusación subsidiaria, declaró de oficio la extinción de la acción penal por prescripción respecto de Carrascosa en orden al delito de encubrimiento agravado.

El fallo de la Corte fue por mayoría y contó con los votos de Euardo de Lázzari e Hilda Kogan y los jueces de la Cámara Civil y Comercial de La Plata Francisco Agustín Hancovits y Ricardo Daniel Sosa Aubone, mientras que Ana María Bourimborde votó en disidencia.

Si bien el caso sigue impune, los fiscales María Inés Domínguez y Andrés Quintana le dieron un nuevo impulso a la causa y pidieron que un ex vecino de la víctima, Nicolás Pachelo, y dos ex vigiladores del country, sean juzgados por el crimen Pachelo, de 42 años, está con prisión preventiva por una serie de robos ocurridos en el Tortugas Country Club, también de Pilar.

De todas maneras, de no mediar apelaciones el nuevo juicio por el crimen de la ex vicepresidenta de Missing Children Argentina podría realizarse recién a fines del año próximo.

María Marta García Belsunce, de 50 años, apareció muerta el 27 de octubre de 2002 en el baño de su casa del country Carmel.

La familia la veló en el misma propiedad y a todos les dijeron que había sufrido un accidente doméstico en el baño.

Si bien el fiscal Molina Pico y efectivos policiales fueron hasta la vivienda, pese a las dudas que había recién ordenaron la autopsia un mes más tarde y el 2 de diciembre de ese año los médicos forenses hallaron cinco proyectiles en su cabeza.

La causa tuvo un giro inesperado y el fiscal Molina Pico acusó por “encubrimiento agravado” a Horacio García Belsunce (h); al viudo Carrascosa; al cuñado Guillermo Bártoli; al padrastro Constantino Hurtig; al medio hermano John Hurtig; a la masajista Beatriz Michelini; a los vecinos del country Sergio Binello y Nora Taylor; y al médico Juan Ramón Gauvry Gordon.

En 2007, se realizó el primer juicio oral: el Tribunal Oral N ° 6 de San Isidro absolvió por unanimidad a Carrascosa por el “homicidio”, pero lo condenó en fallo dividido (dos votos contra uno) por “encubrimiento” a la pena de cinco años y medio de prisión.

Pero dos años más tarde, en junio de 2009, la Cámara de Casación Penal bonaerense revocó el fallo de primera instancia y condenó al viudo a la pena de prisión perpetua como “coautor de homicidio calificado”.

En la investigación realizada hasta 2009 se apuntó a un complot de la familia y el entorno de la víctima para ocultar el crimen.

Mientras, los Belsunce siempre sostuvieron la teoría que María Marta fue asesinada cuando descubrió que estaban robando en su casa y apuntaron como posibles responsables a Pachelo, con antecedentes de delitos menores, y a un grupo de vigiladores desleales.

Con todo, en 2011 se realizó el segundo juicio del caso con el eje en el encubrimiento familiar.

El Tribunal Oral N° 1 de San Isidro condenó a Bártoli a cinco años de prisión; a Horacio García Belsunce, a cuatro; a John Hurtig, a tres años y medio; al médico Gauvry Gordon y a Sergio Binello, a tres años.

La masajista Beatriz Michelini fue absuelta mientras que Constantino Hurtig no fue juzgado por problemas de salud y Nora Taylor ya había sido sobreseída años antes.

El 10 de septiembre de 2012, la Corte bonaerense ratificó la condena a prisión perpetua de Carlos Carrascosa al rechazar dos pedidos de nulidad presentados por su defensa.

El viudo recién fue beneficiado con el arresto domiciliario en febrero de 2015 y un año después comenzó a desandar el camino de la libertad.