Piden 40 días de arresto para el padre de Nahir Galarza por descuidar su arma reglamentaria

409

La Policía de Entre Ríos pidió una sanción de 40 días de arresto para Marcelo Galarza, padre de Nahir, la joven que está siendo juzgada por el crimen a balazos de su ex novio, Fernando Pastorizzo, por haber descuidado su arma reglamentaria con la que se cometió ese homicidio en la ciudad de Gualeguaychú.

El director de Asuntos Internos de la fuerza, José Jaluf, explicó que la imposición de la sanción deberá ser resuelta por la Junta de Disciplina, la cual cuenta con diez días para decidir, lapso en el que Galarza padre tendrá la oportunidad de defenderse.

Al padre de Nahir, que es oficial de la Policía entrerriana y está de licencia desde que se cometió el crimen de Pastorizzo (20), se le cuestiona la custodia del arma reglamentaria a su cargo, que habría dejado arriba de la heladera de su domicilio.

En declaraciones a Radio Máxima de Gualeguaychú, el comisario Jaluf informó que por disposición del director general de la Policía se les encomendó la custodia del arma de Galarza y que lleven adelante las tareas administrativas respecto del caso.

“Lo que se cuestiona es la custodia del arma reglamentaria, que está prevista en el artículo 15º de la ley 5654 del año 1975, porque los que integramos los cuerpos de seguridad y técnicos estamos obligados en todo momento a portar el arma. En Entre Ríos somos doce mil los funcionarios que portamos armas”, explicó.

Jaluf añadió: “Al funcionario policial que tenía a su cargo dicha arma le estamos cuestionando la custodia de la misma ya que, sea por un descuido o por lo que fuere, la dejó al supuesto alcance de otra persona que, aparentemente, la utilizó. Se trata de una falta grave”.

El jefe de Asuntos Internos detalló que, además de la sanción, la Junta de Disciplina también debe resolver si acepta o no el pase a retiro de Galarza padre, quien por estos días acompaña a su hija durante el juicio oral que se lleva a cabo en los tribunales de Gualeguaychú.

La acusada, que estudiaba Derecho en la Universidad de Concepción del Uruguay, cumple prisión preventiva desde principios de enero en la comisaria de la Mujer y la Familia de esa localidad del sudeste de Entre Ríos.

Este martes, por primera vez desde que comenzó el juicio oral, Nahir (19) no estuvo presente en la sala de audiencias en la que declararon ocho testigos, entre ellos, los peritos oficiales en Medicina Forenses, Toxicología y Balística.

El cirujano Marcelo Benetti, de la Procuración General de Entre Ríos y quien practicó la autopsia al cuerpo de Pastorizzo declaró que el joven murió “menos de tres minutos” a raíz de que uno de los disparos a “quemarropa” que le perforó un pulmón le provocó una “asfixia inmediata”.

Mientras que la perito María Silvina Taleb, de la División de Toxicología de la Policía de Entre Ríos, sostuvo que “el análisis toxicológico” de Pastorizzo “dio negativo”.

A su turno, Javier Azcué, técnico en Balística de la policía entrerriana, afirmó ante los jueces Mauricio Derudi, Arturo Exequiel Dumón y Alicia Vivian que “jamás” vio que a una persona “se le escapen dos tiros”, tal como sostuvo la imputada en su última versión de los hechos.

El debate comenzó el 4 de este mes, cuando Nahir se negó a declarar ante el tribunal y luego le gritó “¡qué mentirosa!” a la madre de Pastorizzo, Silvia Mantegazza, quien sostenía que la acusada “gritaba y golpeaba” a su hijo.

Otro momento de tensión en el juicio ocurrió al finalizar la audiencia del lunes último, cuando el recinto estaba prácticamente vacío y Galarza se acercó al fiscal Sergio Rondoni Caffa a raíz de una posible exhibición durante el juicio de un video íntimo obtenido del celular de Pastorizzo.

“¿Es necesario que muestre ese video? ¿Por qué lo quiere mostrar? Si usted muestra ese video va a ser el responsable de que yo me suicide”, explicó una fuente de la investigación que le dijo la acusada al fiscal.

En tanto, el debate se reanudará hoy cuando están citados a declarar varios peritos, entre ellos, el experto en Criminalística que analizó dónde se activaron las antenas de los respectivos celulares de Nahir y Pastorizzo la madrugada del crimen.

También declarará el psiquiatra oficial que estudió la salud mental de la acusada y las dos psicólogas que al comienzo de la investigación aconsejaron la internación de la joven en un hospital para compensar su estado emocional de aquellos días.

Luego, el juicio está previsto que continúe el lunes, martes y jueves de la semana próxima con los testigos y pruebas propuestos por la defensa.

El crimen de Pastorizzo fue cometido entre las 5.10 y 5.15 del viernes 29 de diciembre de 2017, cuando el joven fue encontrado baleado en una calle de Gualeguaychú junto a su moto tirada.

Por su parte, Galarza declaró inicialmente como testigo que había visto a su ex novio la noche anterior al crimen, aunque ante la sumatoria de indicios en su contra quedó detenida.

En una segunda declaración reconoció que ella lo había matado pero que había sido en forma accidental, por lo que la defensa pidió la excarcelación y, subsidiariamente, el arresto domiciliario, pero la Justicia rechazó esos requerimientos.