Asesinaron en Belgrano a un narco mexicano y a su hijo

455

Un hombre de nacionalidad mexicana que estaba involucrado en el caso de narcotráfico conocido como «Bobinas Blancas» y su hijo, oriundo de Colombia, fueron asesinados por un desconocido encapuchado en un departamento del barrio porteño de Belgrano.

Antes de cometer el doble crimen, que se sospecha sería un ajuste de cuentas vinculado al narcotráfico, el sicario encerró a una abogada que se había reunido con las víctimas.

Los asesinados en el edificio situado en la avenida Cabildo al 2.600 fueron identificados como el mexicano Rodrigo Alexander Naged Ramírez, de 60 años, quien había sido imputado en la causa «Bobinas Blancas», y su hijo colombiano Jhon Naged, de alrededor de 30.

Según indicaron voceros policiales, mientras padre e hijo terminaban la reunión con la abogada, alrededor de las 22:30 de anoche, ingresó al departamento un hombre encapuchado.

La mujer escuchó detonaciones y a los gritos pidió ayuda de vecinos, que llamaron a la Policía de la Ciudad.

Al llegar los uniformados, encontraron los cadáveres del mexicano y su hijo colombiano, además de un cuchillo con sangre y tres vainas servidas de arma de fuego de calibre 9 milímetros.

Naged Ramírez, junto a otros nueve hombres, estuvo detenido por el operativo «Bobinas blancas» en el que se llegó a secuestrar cerca de dos toneladas de cocaína, en operativos realizados en Bahía Blanca y Mendoza.

Se secuestraron 1.375,89 kilos de cocaína dentro de ocho bobinas de acero depositadas en el Parque Industrial de Bahía Blanca y otros 486,28 dentro de bolsas de arpillera con piedras semi preciosas dentro de un galpón en localidad mendocina de Perdriel.

Cuando fue detenido, Naged Ramírez declaró ser constructor y vivía en un departamento de un lujoso edificio ubicado en la calle Olga Cossettini 1112, en la zona Puerto Madero, frente a la Dársena Sur y a metros del Puente de la Mujer.