Preventiva y embargo de 3 millones de pesos para el ex River Jonathan Fabbro

4039

El futbolista Jonathan Fabbro fue procesado con prisión preventiva y la justicia decidió trabarle un embargo por tres millones de pesos en la causa en la que está acusado por el abuso sexual de su sobrina, menor de edad.

Según indicaron fuentes judiciales, el ex jugador de Boca y River, entre otros equipos, seguirá detenido en el penal de Ezeiza tras la medida dispuesta por el titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Nº32, Santiago Quian Zavalía.

Fabbro, de 36 años, y actual jugador del Club Lobos BUAP del fútbol mexicano, quedó imputado por el delito de «abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante, agravado por haber sido perpetrado por una persona con parentesco con afinidad y encargado de la guarda de la niña, cometido de forma reiterada (cinco hechos), con concurso ideal con corrupción de menores».

«Tenemos tiempo hasta el lunes para apelar la prisión preventiva y por supuesto que vamos a apelar porque creemos en la inocencia de nuestro cliente y además no existe ningún tipo de peligro de fuga», confirmó Francisco Oneto, el abogado del futbolista.

Además, el letrado agregó al canal TN que «no hay pruebas» para que su cliente permanezca detenido, ya que «los dichos de la menor en Cámara Gesell se contradicen con lo que dijo en el expediente cuando declaró».

Oneto comentó también que la intención de Fabbro siempre fue la de presentarse a la justicia y que cuando lo indagaron fue por un hecho y ahora lo procesaron por otro.

«Eso también lo vamos a apelar, porque la acusación no es muy clara», indicó.

El letrado se refirió además a la causa penal que tramita en Paraguay contra el jugador y que también es por el delito de abuso sexual de una menor, y dijo que «en ese expediente hay audios entre las denunciantes de los dos países que se tendrán que aclarar».

Al ser consultado por la detención de su cliente, el abogado no dudó y sentenció: «El tribunal tiene que justificar cuatro meses de detención». 

El jugador, nacionalizado paraguayo, fue detenido el 20 de diciembre de 2017 en el estado mexicano de Puebla, tras una investigación que se realizó en Buenos Aires respecto del probable abuso sexual de su ahijada de 11 años, hechos que habrían sido cometidos entre 2015 y 2017.

El pasado 10 de mayo el futbolista arribó al país procedente de México, desde donde fue extraditado y fue indagado.

El caso se comenzó a investigar cuando la madre de la menor radicó la denuncia, luego de que su hija relatara los abusos a los que habría sido sometida luego de que un hermano, también menor de edad, leyera en su celular una comunicación a través de Whatsapp que habría mantenido la niña con Fabbro.