El vecino del country Hebraica Pilar que el sábado pasado arrolló a un niño de un año y nueve meses con su camioneta fue imputado por el delito de «homicidio culposo», ya que el chico murió horas más tarde en el Hospital Austral por una «complicación craneana», informaron hoy fuentes policiales.

El pasado sábado 30 de diciembre en el Club de Campo Hebraica de Pilar una camioneta Dodge Journey conducida por Germán Goldstein, un vecino de 35 años, arrolló a Federico Uriel Lerea, un niño de un año y nueve meses de edad que se había escabullido de su casa hacia una de las calles del country.

En el momento la víctima fue trasladada al Hospital Austral acompañado por su padre, donde falleció debido a una complicación craneana.

La causa quedó en manos de la fiscalía UFI N° 2, a cargo de Andrés Quintana, caratulada como «homicidio culposo».

En su página de Facebook, Hebraica anunció que por decisión del Consejo Directivo quedaban se suspendía la agenda del country. «Actividades suspendidas por duelo, acompañamos a la familia Lerea», decía el anuncio que llevaba una cinta negra de duelo.

Lo mismo hizo el colegio Martín Buber, al que asistía el chico. «Con inmensa tristeza lamentamos informar que en el día de ayer falleció Federico Lerea, alumnito de nuestro Jardín de Infantes. Acompañamos a la familia en este difícil momento», fue su mensaje.