El ex gobernador Alperovich declarará como testigo en el juicio por el crimen de Lebbos

443

El ex gobernador de Tucumán y actual senador nacional, José Alperovich, deberá declarar como testigo durante el juicio oral y público que se realizará el próximo año por el crimen de Paulina Lebbos, según lo dispuesto por el tribunal que llevará adelante el proceso que comenzará el 6 de febrero del próximo año.

La medida fue dispuesta ante un pedido de la querella, encabezada por Alberto Lebbos, padre de la joven, quien luchó desde hace casi 12 años para que el caso por el crimen de su hija llegue a juicio y desde un primer momento recordó que «Alperovich -quien era gobernador de la provincia en ese momento- había adelantado que se conocía el nombre del asesino».

Sin embargo, es posible que Alperovich no asista al juicio ya que el artículo 230 del Código Procesal Penal de Tucumán (CPPT) le permite cumplir con la obligación judicial desde su domicilio o por escrito, ya que exime de prestar testimonio en presencia del tribunal a autoridades y funcionarios de gobierno de alto rango o estén amparados por fueros.

En la misma situación se encuentran Alejandro Noguera, primer fiscal de la causa, y Adriana Reinoso Cuello, a cargo de la Fiscalía VI que estaba de turno cuando se produjo el hallazgo del cuerpo de la joven, quienes también serán incluidos como testigos.

Paulina Lebbos desapareció el 25 de febrero de 2006, después de haber ido a bailar junto a un grupo de amigos y su cuerpo sin vida fue encontrado el 11 de marzo a la vera de la ruta 301.

El caso fue investigado por los fiscales Noguera (fue separado de la causa), Carlos Albaca y Diego López Ávila (que terminó pidiendo la elevación a juicio).

Otro de los pedidos de la querella que fue aceptado por el tribunal es un examen de ADN a Daniel Alperovich, hijo del ex gobernador.

Gabriel Alperovich, el otro hijo del actual senador, también pasó por esta situación, pero finalmente fue desvinculado de la causa.

El juicio comenzará el martes 6 de febrero y probablemente se extenderá durante todo 2018 ya que se calcula que declararán más de 200 testigos.

Entre los acusados figuran cuatro ex funcionarios del gobierno de Alperovich: el ex jefe de Policía, Hugo Raúl Sánchez; Nicolás Barrera, ex subjefe de la Policía; el ex subjefe de la Regional Norte, Héctor Rubén Brito; y Eduardo Di Lella, ex secretario de Seguridad.

A ellos se suman el ex policía Hugo Waldino Rodríguez y Roberto Luis Gómez, único imputado que cumplió el plazo completo de la prisión preventiva antes de ser liberado por la Corte Suprema a fines de 2016.