Descubren búnkeres narco con el sello de Los Monos en el conurbano más profundo

699

Son lugares sumamente precarios. No cuentan con servicios ni tienen muebles. En algunos casos, una simple marca o una pintada indica que ese lugar, que para muchos puede parecer abandonado, es un búnker donde se vende droga.

Estos «kioscos narcos» comenzaron a expandirse en el conurbano más profundo en los últimos meses, con la misma receta que hace varios años implementó la narcobanda «Los Monos» en la ciudad de Rosario. El principal objetivo es que no exista contacto entre el que vende y el que compra. Para ello usurpan casas o galpones abandonados, tapan ventanas y hacen un pequeño boquete en la pared que sirve de pasamanos para realizar la operatoria, publica el diario Perfil.

La organización liderada por la familia Cantero, además, captaba a menores de entre 12 y 16 años (soldaditos) para que trabajaran en los búnkeres a cambio de una buena remuneración.

El 3 de junio pasado, y en uno de los operativos más importante que se llevó a cabo en Lomas de Zamora, los investigadores detectaron que una organización conocida como «El Patrón de la Bolsa» utilizaba a mujeres y chicos para armar los paquetes drogas y custodiar los alrededores del refugio donde comercializaban los estupefacientes.

En esos procedimientos fueron detenidas doce personas y se incautaron más de 20 mil dosis de paco, 220 cubos de marihuana y 70 envoltorios de cocaína, entre otras cosas.

Un mes después, en la peligrosa villa Sapito de Lanús, fueron detectados dos búnkers estilo «Los Monos». A ellos se podía acceder solo a pie, moto o bicicleta. Los refugios tenían rejas y orificios en la parte superior de una puerta para mantener en anonimato a los vendedores. En el momento de los allanamientos la policía sorprendió a seis compradores.

«Estos lugares son inseguros y si no los destruimos ingresan otras bandas mafiosas de narcotraficantes”, explica el ministro de seguridad bonaerense Cristian Ritondo.

Según datos de la cartera que conduce, en lo que va del año fueron derribados al menos 14 «kioscos narcos» en distintos puntos del GBA, casi la misma cantidad que durante todo el año pasado.

Voceros consultados por PERFIL señalaron que La Matanza y Quilmes son los distritos en los que se detectó la mayor cantidad de «kioscos narcos» en los últimos 18 meses, con ocho búnkeres derribados cada uno.

De acuerdo a estos datos, en 2016 la Policía bonaerense identificó seis refugios en Quilmes, dos en La Matanza y dos en Lanús, y uno en los partidos de Lomas de Zamora, Tigre, Morón, Tres de Febrero, Esteban Echeverría y General Pueyrredón. Este año derribaron búnkeres en La Matanza (6), Lanús (3), Quilmes (2), Esteban Echeverría (1), Lomas de Zamora (1) y Morón (1).

Desde el Ministerio de Seguridad de Buenos Aires indicaron que el plan que manejan es que todos estos sitios sean convertidos en hogares para ayudar a los más necesitados.

«Cuando sus estructuras son sólidas y habitables pedimos a la Justicia trasnformar esos inmuebles en hogares para ayudar a los que más lo necesitan», indicó el ministro Ritondo.

«Este es un mensaje claro y visual de la lucha contra el narcotráfico. Recuperar el espacio que habían ocupado los narcos es muy importante para la sociedad», apuntó el comisario general Fabián Perroni, jefe de la Policía de Buenos Aires.