Procesan y embargan por narcotráfico al ex intendente de Itatí y a su vice

884

El juez federal Sergio Torres procesó hoy con prisión preventiva al ex intendente de la ciudad correntina de Itatí, Natividad Terán, y a su ex viceintendente, Fabio Aquino, a quienes acusó de ser miembros de una asociación ilícita y comercio de estupefacientes.

Además, dictó los procesamientos también de otros 26 acusados en la causa penal relacionada con la operación antidrogas denominada «Operación Sapukay».

Terán, de nacionalidad paraguaya y perteneciente al Frente para la Victoria, y Aquino, dirigente local del PRO, fueron embargados por 1,5 millón de pesos.

Para el juez Torres los 28 procesados «son miembros de una asociación ilícita porque todos ellos intervinieron en una sociedad con el fin de cometer delitos vinculados principalmente con el tráfico ilícito de drogas, desde su obtención en el Paraguay, su ingreso al país vía fluvial y su distribución comercial al resto del país».

Sin embargo, en su resolución aclaró que «no quiere decir que todos ellos se encargaban del manejo o la manipulación de la droga sino que cada uno tenía una específica función, mediante un acuerdo previo expreso o tácito, para que la banda pudiera beneficiarse con la venta de la droga. Por esto mismo, todos ellos también son procesados por el delito de comercio de drogas, agravado por la intervención de funcionarios públicos que tenían a su cargo la persecución de ese delito y por haberse servido de menores».

El juez hizo hincapié en un detalle: «Se acreditó en la investigación que usaban a los chicos de las escuelas para descargar la droga de las lanchas y para cargarla en los autos usados para su transporte (los denominaban “escueleros”).

A su vez, el magistrado explicó que la investigación «continúa para determinar el contexto en el cual se permitió que Itatí sea un lugar especialmente usado para el ingreso de más de 15 toneladas de marihuana por semana».

En cuanto al dinero producido, «la investigación permitió conocer que era utilizado en mayor medida para comprar casas y autos, respecto de esto último los dueños lo ponían a nombre de terceros, también parte de la banda, y se hacían expedir cédulas de autorizados al manejo».

Para el juez, «la droga de obtenía en Paraguay, en Juan Pedro Caballero, era llevada a Itá Cora, y después a Itatí a través del río Paraná».