El fiscal Marijuán pidió la detención de Parrilli por encubrir a Pérez Corradi

610
Parrilli

El fiscal federal Guillermo Marijuan reclamó hoy la detención del ex titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli por el presunto encubrimiento del detenido empresario farmacéutico Ibar Pérez Corradi cuando estaba prófugo de la justicia.

El fiscal apeló ante la Cámara Federal la decisión del juez federal Ariel Lijo de procesar al ex funcionario kirchnerista «sin prisión preventiva», informaron a Télam fuentes judiciales con acceso al expediente.

El fiscal Marijuan sostuvo que, en su calidad de ex jefe de los espías, Parrilli podía «interferir» en la investigación en su contra, por lo que correspondía acompañar el procesamiento con una orden de detención.

«Parrilli puede llevar adelante acciones que comprometan o entorpezcan la investigación», sostuvo el fiscal en el escrito que presentó hoy, en el que señaló que hay escuchas judiciales en las que se habla de «apretar jueces».

Las fuentes judiciales consultadas sostuvieron que Marijuan se hizo de eco de la desgrabación de una escucha en la que la ex presidenta Cristina Kirchner le habla a Parrilli de «salir a apartar jueces», y le pidió a Lijo que extraiga ese testimonio para que sea investigado.

«El haber detentado un cargo de inteligencia así como otros en el ámbito del poder Ejecutivo y de máximo nivel, le brinda sin duda alguna la más amplia posibilidad de injerencia sobre distintos estamentos de seguridad, incluso en otros poderes del Estado», sostuvo el fiscal en su apelación, según pudo saber esta agencia.

La sala II de la Cámara Federal, integrada por los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah (Horacio Cattani está de licencia) será la encargada de decidir en base a la apelación presentada por el fiscal del caso.

El juez Lijo procesó ayer a Parrilli por considerar que el ex funcionario obtuvo y ocultó información sensible sobre el paradero de Pérez Corradi mientras estaba siendo buscado en el marco de dos causas penales.

La causa se inició a partir de una denuncia presentada el 20 de enero de 2016 por la legisladora porteña Graciela Ocaña, quien sostuvo que la AFI sabía donde estaba el entonces sindicado como supuesto autor intelectual del Triple Crimen de General Rodríguez, pero decidió no contribuir a su captura.

El juez Lijo sostuvo que desde el 13 noviembre de 2015 la AFI contó con un informe que daba información precisa sobre Pérez Corradi, pero que por decisión de Parrilli no fueron remitidos a las dos fiscalías que intervenían en las causas en las que éste estaba implicado.

«La prueba reunida demostró que la conducta de Parrilli tuvo la finalidad de que no se lograra ubicar a Pérez Corradi y, en consecuencia, entorpeció ambas investigaciones criminales y ayudó al prófugo a continuar eludiendo el accionar de la justicia», sostuvo Lijo en su fallo de 57 páginas.