Hablaron los padres de la víctima fatal en la fiesta electrónica en Arroyo Seco

679

Ana y Horacio Maldovan, papás de Giuliana, la joven de 20 años fallecida luego de consumir drogas sintéticas en una fiesta electrónica de Arroyo Seco, admitieron su hija fue «inconsciente» y que «se equivocó». Sin embargo también apuntaron contra las autoridades por la falta de control: «Hubo un desbande total con el afán de hacer más dinero».

«Ella se equivocó. También la ayudaron a que se equivoque», sostuvo Horacio, apuntando a las facilidades y el contexto en el que se desarrolló el evento, así como también a la falta de controles. Además según su relato, les llegaron comentarios de que esa noche en el lugar la droga se compraba «como caramelos».

«Ella pensaba que a su edad era indestructible. Cometió un error, fue inconsciente, no era una drogadicta», dijeron, antes de remarcar que el evento llevado a cabo en el local Punta Stage fue «un desbande total con el afán de hacer más dinero».

Los papás de Giuliana pidieron en diálogo con el programa De 12 a 14 del canal rosarino El Tres, que los jóvenes tomen el caso de su hija como un «ejemplo» para cuidar sus vidas.

«Que no haya ni una Giuli ni un Lucas más», pidió Horacio, haciendo referencia a Lucas Liveratore, la otra víctima fatal del evento por las mismas circunstancias.

«Mi hija cometió un error, fue inconsciente. Ella no era drogadicta. Me tocó verla en un ataúd. Siento impotencia, estoy anestesiada por el dolor. Si no damos esta nota, en una semana Giuli desaparece de los medios y nadie va a hacer nada», dijo por su parte Ana, la mamá.

«Para ellos (Live Art Producciones, la empresa organizadora) es dinero; para mí es la vida de mi hija. No le creo al intendente de Arroyo Seco, él sabía (de la fiesta) y la zona estaba liberada. ¿Nadie controló las canillas del baño, quiénes vendían (droga) adentro?», agregó la mujer antes de preguntar: «¿Cuántas personas más tienen que morir para que se hagan controles?».