Corrupción policial: el fiscal Martini sospecha de Bressi y un alto jefe de La Plata

655

El escándalo por el hallazgo de los sobres con dinero en la Jefatura Departamental La Plata llegó a la cúpula policial. A los nueve jefe policiales detenidos en las últimas horas, entre ellos el ex jefe de la Policía de La Plata, Darío Camerini, se sumó un pedido del fiscal Marcelo Martini de avanzar contra el jefe de la fuerza, comisario general Pablo Bressi, y el titular de la Superintendencia de Seguridad Región Capital, Fernando Grasso.

Martini, a cargo de la instrucción por el caso de corrupción policial, envió un requerimiento a la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad para que investiguen el desempeño de Bressi y Grasso.

El fiscal sospecha que Grasso no podía desconocer el aparato de recaudación ilegal que manejaba personal que estaba a su cargo. Lo mismo sucede con el jefe de la Bonaerense. Para Martini los sobres con dinero ilegal desafiaban la ley de gravedad, “porque iban todos para arriba”.

Bressi fue denunciado en reiteradas ocasiones por Elisa Carrió pero sostenido en su cargo por la gobernadora, María Eugenia Vidal. Para la líder de la CC-ARI el jefe de la Bonaerense tiene vinculos con el narcotráfico.

Para Carrió, «Bressi trasladó una forma de trabajo que ya venía implementando desde su época como superintendente de Drogas Ilícitas de la Policía de la Provincia de Buenos Aires y que consistía en arreglar con grandes narcos para liberar zonas de venta, a cambio de una suma de dinero estipulada».

Grasso es uno de los jefes policiales más adinerados. Su patrimonio es el segundo dentro de la cúpula, detrás del desplazado ex titular de la Superintendencia de Coordinación Operativa, Néstor Omar Martini, sospechado por enriquecimiento ilícito.

El ex jefe de las Departamentales de Dolores, Quilmes y Pinamar posee un patrimonio de $ 1.553.203 que incluye tres propiedades en Quilmes por un valor fiscal de $ 208.003, cuatro vehículos –entre ellos, un Chevrolet Cruze y una camioneta– y un plazo fijo de $ 930 mil.

La investigación por el escándalo de las coimas se inició a principios de año a partir de una denuncia anónima que advirtió a Asuntos Internos que uno de los implicados recaudaba 200.000 pesos por mes en coimas. Ante esa situación, el 1 de abril se realizó un procedimiento en la Jefatura Departamental de La Plata donde se secuestraron 36 sobres numerados con 153.700 pesos en total, en los que estaba detallado de qué repartición provenía el dinero.

A raíz de estos hechos fueron imputados y detenidos el ex titular de la Jefatura Departamental La Plata, Darío Camerini; el ex segundo jefe de dicha dependencia, Roberto Carballo; el ex secretario, Walter Skramowskyj; el ex jefe de calle, Ariel Huck; el ex jefe de la comisaría 3ra. de Los Hornos, Sebastián Cuenca; de la 12da. de Villa Elisa, Raúl Frare; de la 16ta. de Villa Ponsati, Federico Máximo Jurado; y de la 2da., Sebastián Velázquez.