Varios detenidos por robo y tenencia de droga en Capital

    657
    Foto archivo.

    La Policía de la Ciudad detuvo ayer a un hombre quien minutos antes había robado 2500 pesos en efectivo en un supermercado ubicado en el barrio porteño de Vélez Sarsfield.

    Efectivos de la Comisaría 40 se encontraban patrullando las calles de la zona cuando escucharon por radio que un hombre armado había ingresado a un supermercado Día ubicado en la avenida Rivadavia al 9600 y con un arma de fuego robó una de las cajas. Inmediatamente se escapó en auto que lo esperaba afuera.

    Los agentes comenzaron a recorrer las calles cercanas al comercio y a los pocos metros lograron divisar el rodado, por lo que comenzó una persecución, ya que al escuchar la orden de alto, el delincuente comenzó una fuga que culminó en la avenida Rivadavia al 7900, cuando los policías interceptaron el auto y detuvieron al ladrón.

    Al ser requisado, el hombre de 33 años, tenía un revolver, dos teléfonos celulares y 2500 pesos en efectivo.

    Inmediatamente fue trasladado a la Comisaría correspondiente y quedó a disposición de la Justicia.

    En tanto, en Once, detuvo a una persona con 40 paquetes de cocaína.

    Efectivos de la Comisaría 8 recorrían la avenida Hipólito Irigoyen cuando en su intersección con Catamarca observaron a una travesti, quien al notar la presencia policial arrojó al piso un paquete.

    Al considerar que la persona podía estar vendiendo estupefacientes, se acercaron para identificarla y le pidieron que exhibiera sus pertenencias, encontrándole 40 envoltorios de cocaína.

    Inmediatamente se secuestró la droga y la travesti fue trasladada a la Comisaría correspondiente.

    En Villa Devoto, detuvo ayer a dos personas que luego de amenazar con un cuchillo a un hombre, le robaron sus pertenencias.

    Efectivos de la Comisaría 45 recorrían la esquina de Tinogasta y la avenida Segurola, cuando recibieron por radio un alerta que indicaba que dos hombres habían amenazado a una persona con un cuchillo, para luego robarle el celular y la billetera.

    Con la descripción física de los delincuentes, los agentes comenzaron la búsqueda de los jóvenes. A los pocos metros pudieron observar a dos personas con las mismas características.

    Al ser requisados, a uno se le encontró el cuchillo y al otro el celular que habían robado minutos antes.

    Uno de los ladrones fue trasladado a la Comisaría correspondiente, mientras el otro, por ser menor de edad, fue derivado al Instituto Inchausti.

    En Recoleta, detuvieron a tres menores de edad que habían robado un celular y una billetera.

    El hecho ocurrió cuando agentes de la Comisaría 19 fueron alertados por el robo a una persona en la avenida Figueroa Alcorta y Pueyrredón, por parte de un limpiavidrios que le había arrebatado el celular y la billetera.

    Al llegar al lugar, los policías persiguieron a dos hombres que se estaban fugando velozmente por Figueroa Alcorta.

    Luego de unos minutos, lograron detener a los dos delincuentes, quienes al ser requisados, se les encontró el celular y la billetera que habían robado minutos antes.

    El damnificado reconoció a los delincuentes y a sus pertenencias.

    Los ladrones eran dos menores de 14 y 15 años y fueron trasladados al Instituto Inchausti.

    Por último, Dos jóvenes menores de edad asaltaron ayer a un turista costarricense mientras caminaba por la avenida Libertador y Sarmiento, en el barrio de Palermo.

    Los delincuentes lo amenazaron con un arma blanca y le robaron el teléfono celular, la billetera, una tablet y una cámara de fotos.

    Luego de unos minutos, la víctima pudo dar aviso a un efectivo de la Policía de la Ciudad, quien inmediatamente irradió el alerta con la descripción física de los malvivientes.

    Tras un breve rastrillaje, dos agentes observaron a los sospechosos en la avenida Scalabrini Ortiz al 3200, a unas 6 cuadras del lugar del hecho, por lo que decidieron identificarlos y requisarlos, encontrándoles todas las pertenencias del turista y el cuchillo con el que lo habían amenazado.

    Inmediatamente se tomó contacto con el Juzgado Nacional de Menores Nº 7 a cargo del Dr. Enrique Velázquez, quien ordenó el traslado de los menores al Instituto de Menores Inchausti.