Seis personas fueron detenidas ayer por personal de la Policía de la Ciudad por distintos delitos, informaron fuentes policiales a Online911.

Uno fue detenido durante la madrugada en el Hospital Durand. Un policía de la Comisaría 11 se encontraba de vigilancia y, al pasar por la guardia, visualizó a un hombre tirado en el piso dormitando. Al despertarlo, el mismo se levantó y comenzó a increparlo, arrojándole un golpe de puño, aunque no logró impactarlo.

El agente logró reducirlo e inmediatamente fue trasladado a la comisaría correspondiente.

Durante la mañana de ayer, un policía de la Comisaría 5 detuvo a un ladrón que acababa de sustraerle una billetera y un teléfono celular a una mujer en una de las formaciones de la línea B del subterráneo.

El hecho se produjo en la estación Callao en momentos en que por la salida de la avenida Corrientes, en su cruce con Callao, un hombre salió corriendo a gran velocidad, mientras una mujer a los gritos y en pleno llanto le avisó a un policía que le habían robado.

El ladrón notó que un efectivo lo estaba persiguiendo por lo que huyó todavía más rápido, aunque el agente pudo alcanzarlo y reducirlo a las pocas cuadras. De esta manera, logró recuperar el celular y la billetera que el deliuncuente había sustraído.

El delincuente fue trasladado en calidad de detenido a la Comisaría y puesto a disposición de la Justicia.

Por otro lado, mientras efectivos policiales de la Comisaría 19 recorrían la zona de la Plaza Houssay, observaron a un hombre consumiendo marihuana. A fin de identificarlo se acercaron y le pidieron sus documentos.

En ese momento el imputado se puso agresivo y nervioso, manifestando que no tenía documentos.

Luego de realizar las consultas correspondientes constataron que el hombre, de 30 años, tenía pedido de captura desde mayo del 2016 por lesiones y el legajo indicaba que estaba en condición de «rebelde». Asimismo, también figuraba un nuevo pedido de captura desde el 13 de junio del corriente año, por daños. Inmediatamente el imputado es trasladado a la Comisaría y puesto a disposición de la Justicia.

Finalmente, efectivos detuvieron en Palermo a tres personas, dos de ellas por vender droga y una tercera por resistencia a la autoridad.

Efectivos policiales de la Comisaría 21 recorrían las inmediaciones de Hospital Gutiérrez cuando observaron a un grupo de personas manipulando pequeños paquetes.

A fin de comprobar si estaban cometiendo un ilícito decidieron identificarlos y requisarlos. A dos de los hombres se les encontró 10 paquetes de marihuana, mientras que al tercero se lo dejó ir ya que la requisa dio negativa.

Al momento de apresarlos, una mujer se acercó al lugar y comenzó a increpar al personal policial con insultos y agresiones verbales, incitando a los damnificados para que se resistan a la detención.

En un principio se intentó calmar a dicha persona, aunque la joven continuó muy nerviosa. En ese momento, uno de los hombres demorados agredió a uno de los efectivos y segundos después otras personas se sumaron a la protesta del agresor e intentaron «rescatar» a los detenidos. Las tres personas fueron trasladadas a la comisaría.