.
Inicio judiciales William Schlenker amenaza con suicidarse si no lo liberan

William Schlenker amenaza con suicidarse si no lo liberan

972

El barra brava de River Plate William Schlenker, condenado a prisión perpetua por el homicidio de Gonzalo Acro, cometido en 2007 en el barrio de Villa Urquiza, advirtió que se va a suicidar si en dos meses la Corte Suprema no resuelve su libertad tras la apelación de la condena.

En una comunicación telefónica que mantuvo con el Tribunal Oral en lo Criminal Quince (TOC 15), que le impuso la condena, el menor de los hermanos Schlenker aclaró que no se trata de una amenaza, sino una promesa, y reclamó una rápida intervención del máximo organismo judicial.

Fuentes judiciales dijeron que, tras el llamado, el TOC 15 se comunicó con las autoridades del Servicio Penitenciario Federal para que “en forma urgente”, «se dispongan las medidas necesarias en el Penal de Marcos Paz (donde Schlenker cumple su pena) para resguardar su integridad física».

Si bien el hecho ocurrió en el 2007 y fue condenado en 2011, William Schlenker recién quedó detenido el último 17 de mayo, luego de que la sala I de la Cámara de Casación Penal confirmó la prisión perpetua que se le había impuesto a los Schlenker (Alan ya estaba detenido) en el juicio oral realizado en 2011 por el Tribunal Oral en lo Criminal 15.

Tras esta resolución judicial, su abogado Sebastián Rodríguez apeló ante la Corte Suprema de Justicia, que ahora deberá resolver.

El reclamo de William es que la Corte apure su decisión y otorgue su excarcelación y por eso advirtió que, si no lo hacía, se iba a suicidar.

El abogado explicó esta mañana que su defendido «manifestó su disconformidad con la sentencia porque entiende que es totalmente inocente por este crimen por el cual se lo condenó. También por la detención, porque se encontraba en libertad, excarcelado, cumpliendo las reglas impuestas por la justicia, y no se ameritaba la detención».

En el fallo de Casación de mayo pasado, los jueces ratificaron la calificación de «homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas en concurso real con tentativa de homicidio» de Acro (29) y de su amigo, Osvaldo Matera (38), que resultó herido en el ataque, pero salvó su vida.

Los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos confirmaron que los hermanos actuaron como «instigadores» del homicidio, mientras que su colega, Ana Figueroa, votó en disidencia, ya que los ubicó como «partícipes secundarios» del hecho.

Acro fue asesinado de dos balazos en la cabeza el 7 de agosto de 2007 alrededor de las 23, cuando se retiraba de un gimnasio de Villa Urquiza con su amigo Matera, quien resultó herido en el mismo ataque. Dos días después falleció en el hospital Pirovano.

A %d blogueros les gusta esto: