Conceden arresto domiciliario a la travesti condenada por tener un gramo de cocaína

934

Claudia Córdoba Guerra, la travesti que el martes pasado fue condenada a 5 años y 3 meses de prisión por vender droga, en un fallo que generó muchísima polémica porque tomó como agravante su condición de extranjera (es de nacionalidad peruana), regresó ayer al mediodía a su casa de la zona del Bosque platense. Fue después de que la Sala III de la Cámara de Apelaciones hizo lugar al hábeas corpus que interpuso la defensa y le restituyó a Córdoba el arresto domiciliario con el que había llegado a juicio oral. Es que el fallo no está firme y los camaristas consideran que no hay rieso de fuga.

Las defensoras de Claudia, Carolina Grassi y Josefina Rodrigo, también hicieron reserva de recurrir a Casación para apelar la sentencia, manteniendo el argumento que plantearon en las audiencias: la droga secuestrada a su clienta era para consumo personal, no hay evidencias que prueben la comercialización y la acusada no tiene antecedentes por ése ni ningún otro delito.

Ayer también trascendió que la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) y la Comisión por la Memoria de la provincia de Buenos Aires (CPM) pedirán el jury contra el juez que dictó condena, Juan José Ruiz, del Tribunal Oral en lo Criminal Oral Nº 1 de La Plata, por “el sesgo discriminatorio y xenófobo” de su fallo (ver aparte).

Claudia fue detenida en abril de 2014, cuando circulaba por 4 y 64 con poco más de un gramo de cocaína.