Los detenidos de Fuerte Apache no quedaron presos por los secuestros

695
secuestros extorsivos

Ninguna de las siete personas que el sábado último fueron detenidas acusadas de integrar una banda que cometió varios secuestros extorsivos en los últimos 15 días en la zona oeste del Gran Buenos Aires quedó detenida por esos hechos y en la causa hay al menos cinco prófugos, informaron hoy fuentes judiciales.

Si bien los allanamientos se realizaron en le marco de dos causas por secuestro extorsivo y se allanaron objetivos que sí están vinculados a los presuntos autores de los hechos, ninguna de las cinco personas para las que la Justicia Federal de Morón había emitido órdenes de detención pudo ser localizada y aún permanecen prófugas.

«Los siete detenidos fueron arrestados porque en su poder se les encontró droga, armas o algún elemento robado, pero ninguno de ellos quedó preso por los secuestros extorsivos», explicó hoy a Télam una fuente judicial directamente vinculada a la causa.

Las detenciones se concretaron el sábado por la tarde en 12 allanamientos realizados en el barrio Ejército de los Andes, más conocido como «Fuerte Apache», y en la villa Los Rusos, ambos en Ciudadela, localidad del partido de Tres de Febrero que «se transformó en el cajero de los secuestradores», según reveló a Télam una fuente judicial, ya que allí en una semana se pasaron a cobrar los rescates del nueve secuestros.

Los allanamientos del sábado fueron pedidos por el fiscal federal 1 de Morón, Sebastián Basso, y ordenados por el juez federal 2 de Morón, Jorge Ernesto Rodríguez, en el marco de la investigación de al menos dos secuestros, el de un abogado y el de un joven.

Las fuentes señalaron que personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón llevó a cabo los allanamientos en los que finalmente fueron detenidos cuatro hombres y tres mujeres, todos mayores de edad, pero por posesión de drogas y de un arma.

Sin embargo, en una remisería de Ciudadela, los pesquisas secuestraron un Renault 9 y un Volkswagen Pointer presuntamente utilizados para cobrar el rescate en uno de los hechos investigados por el fiscal Basso, indicó el mismo informante. Además, los investigadores determinaron que en uno de los lugares allanados estuvo secuestrada una de las víctimas, añadieron las fuentes.

En los procedimientos, los efectivos se incautaron de 22 equipos de telefonía celular, un kilo de marihuana, trozos compactos de cocaína, tres balanzas, elementos para procesar en dosis cada droga, anotaciones de las ventas al menudeo y una pistola Taurus calibre .40.

A raíz del hallazgo de todos estos elementos es que los siete sospechosos quedaron detenidos, sólo uno de ellos a disposición de la Justicia Federal, por la droga.

Uno de los secuestros investigados ocurrió el miércoles pasado a las 22.15, cuando un abogado de unos 50 años fue capturado en la localidad de Lomas del Mirador, traspasado de auto en Villa Sarmiento, partido de Morón, y liberado tras dos horas de negociaciones y el pago de 2.000 dólares de rescate, que un allegado hizo en las inmediaciones de la villa Los Rusos, de Ciudadela.

En ese asentamiento, la semana pasada se pagaron los rescates por siete secuestros cometidos en los últimos siete días e investigados por una misma fiscalía federal de Morón, y otros dos que tramitan en una fiscalía federal de San Martín.

Otro de los casos investigados es el de un joven que fue secuestrado en Castelar y por cuya liberación se pagaron 30.000 pesos en las inmediaciones del supermercado Coto de Ciudadela, al costado del Acceso Oeste. Según esta investigación, por lo general los pagos se hacen en la villa Los Rusos y, luego, los secuestradores se refugian en Fuerte Apache.