Caso Dalmasso: el viudo declaró ante el fiscal

1297

El abogado Daniel Liebau, defensor de Marcelo Macarrón en la imputación por el crimen de su esposa Nora Dalmasso, aseguró hoy que no hay “algún elemento nuevo” en la causa que a su criterio justifique la medida judicial y dijo que las dos familias rechazan que el viudo haya sido imputado.

El letrado, uno de los que patrocina a Macarrón, volvió a defender la inocencia del traumatólogo y cuestionó al nuevo fiscal del caso, Daniel Miralles, quien hace diez días dispuso imputar al médico por homicidio calificado por el vínculo.

Al salir de la indagatoria de hoy, Liebau dijo que “llamó la atención la falta de algún elemento nuevo” en la causa.

De ese modo, se refirió a que la principal prueba que el fiscal tomó para imputarlo era el hallazgo de semen del linaje Macarrón en 10 muestras, entre el cuerpo, sábanas e incluso el cinto de la bata con que Dalmasso fue estrangulada, pese a que el traumatólogo admitió que mantuvo relaciones sexuales con su esposa antes de viajar a Uruguay.

“La familia Macarrón y la familia de Nora Dalmasso no están de acuerdo con esta imputación. Ambas familias proclaman la inocencia del señor Marcelo Macarrón, pero eso no significa que se le falte el respeto o desvalore la actuación del fiscal”, resaltó Liebau.

Tras conocerse la imputación, los hijos del matrimonio, Facundo y Valentina Macarrón, de 28 y 25 años, renunciaron a ser querellantes en la causa para apoyar la inocencia de su padre.
Respecto a la audiencia de hoy, Liebau sostuvo que el fiscal “formuló sólo dos preguntas y fueron respondidas con absoluta amplitud y precisión”.

Miralles “le hizo una pregunta de fórmula para conocer capacidades de recuerdo del que declara y después, respecto a otra persona que está en la causa y que quiero reservar”, acotó.

Liebau también explicó que la ventana horaria entre la muerte de Dalmasso y la presencia de Macarrón en Uruguay es aún menor de lo que se creía originalmente.

“Los médicos oficiales de Tribunales datan la muerte a las 7 de la mañana cosa que el fiscal ahora ha cambiado a las 5. Como sea en Uruguay hay una hora más, por lo cual si fuera a las 7 el señor Macarrón estaba por salir a la cancha y si fuera a las 5, que es el margen último que le da el fiscal, en ese momento allá eran las 6, por lo cual estaba durmiendo pero hacía una hora y media que estaba con gente”, explicó el abogado de Macarrón.