Pérez Corradi: Los abogados siguen sin recibir notificación oficial sobre la supuesta detención

721

Uno de los abogados del ex empresario farmacéutico Esteban Pérez Corradi, prófugo en la causa en la que se investiga el triple crimen de General Rodríguez, aseguró hoy que su cliente «oficialmente» no está detenido en Paraguay, pero consideró que en el país vecino ocurrieron «cosas raras».

Juan José Ribelli, quien esta tarde se encontraba en la ciudad misionera de Puerto Iguazú, explicó a Télam que en las últimas horas hubo diferentes operativos policiales y que se apresó a un ciudadano argentino, pero que no es Pérez Corradi (38).

«Se hizo un operativo en Asunción, pero el detenido era otro. Después hubo otros procedimientos antidrogas en Ciudad del Este y un tiroteo, pero tampoco tuvieron que ver con él», sostuvo Ribelli, que calificó esos procedimientos como «cosas raras».

El abogado explicó que su colega paraguayo Carlos Brun presentó un habeas corpus para dar con el paradero de Pérez Corradi, pero que le respondieron que «nadie lo detuvo en Paraguay y no está a disposición de ninguna fuerza».

«Nuestra preocupación es que hay mucho despliegue de fuerzas de inteligencia, incluso de la DEA (la agencia antidrogas de Estados Unidos), así que no sabemos lo que pudo haber pasado», sostuvo Ribelli.

«La idea es que Pérez Corradi se pueda comunicar lo antes posible con esta defensa y que se entregue en Argentina», agregó el defensor, quien no descartó que su cliente haya sido secuestrado.

«Algo pasó, por eso dijeron que estaba detenido», especuló el letrado, en referencia a los rumores surgidos ayer sobre la captura del prófugo en Paraguay.

Acerca de la posible presencia de su cliente en el country Alto Paraná, en Hernandarias, Ribelli afirmó que «la AFI (Agencia Federal de Inteligencia) dio la información de que podría estar allí», aunque hasta esta tarde no había sido hallado en ese lugar.

Pérez Corradi está prófugo desde hace 45 meses en la causa en la que se investigan los crímenes de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), cometidos en 2008, la cual desde ayer está en manos de la jueza federal María Romilda Servini de Cubría.

El expediente tramitaba en Mercedes, pero la semana pasada el juez Facundo Oliva consideró que debía pasar al fuero federal porque el móvil de los crímenes estaba ligado el tráfico de efedrina, investigado por Servini.

En esa causa, ya están procesados ex funcionarios de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) como su ex titular, José Granero; los hermanos Máximo Rito y Miguel Angel Zacarias, ambos ligados al gobierno nacional anterior, y tres funcionarios del área de control del organismo.

A todos se los acusa de haber cumplido diferentes roles para introducir al país materias primas destinadas a la fabricación de estupefacientes.

Por el triple crimen de General Rodríguez, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mercedes llevó a cabo un juicio y en 2012 condenó a los hermanos Christian (44) y Martín Lanatta (42) y Víctor (35) y Marcelo Schillacci (36), tres de los cuales se fugaron del penal de General Alvear en diciembre pasado y fueron recapturados días después.

Si bien en la sentencia se consideró al prófugo Pérez Corradi el instigador del hecho, la diputada nacional Elisa Carrió denunció al ex jefe de Gabinete kirchnerista, Aníbal Fernández, como posible «autor intelectual» y la investigación quedó a cargo del juez federal Ariel Lijo y el fiscal Guillermo Marijuan, que posiblemente la derivarán a Servini.