Dividen en dos la investigación sobre la actuación de los gendarmes en la villa

698

Los dos gendarmes que todavía están internados en el Churruca no habrían sido víctimas de un ataque a tiros durante la represión a la murga en el barrio Illia 2 de la Villa 1.11.14, sino en otro hecho ocurrido posteriormente, en el mismo territorio pero a varias cuadras de allí.

Así al menos lo investiga desde ayer la Justicia, con dos expedientes que llevan fiscalías distintas, aunque con una hipótesis coincidente: un episodio estaría vinculado con el otro.

El martes por la noche se conoció la denuncia penal que hizo la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) contra Gendarmería Nacional por los hechos de violencia ocurridos en el marco de un supuesto operativo en el que terminaron heridos 11 vecinos, entre ellos varios menores (uno de ellos, con un disparo de bala de plomo).

La presentación cayó ayer en la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 18, a cargo de Marcelo Ruilopez, publica el diario Clarín. A partir de hoy, el fiscal investigará cómo fue que lo que se supone iba a ser el retiro de autos robados terminó en un prepoteo contra cerca de un centenar de chicos y adultos que ensayaban con la murga “Los auténticos reyes del ritmo”.

La Procuvin pidió que se identifique a los gendarmes que participaron del procedimiento. Según los testimonios que tomó la Agencia Territorial de Acceso a la Justicia (ATAJO) del Bajo Flores, estarían involucrados unos 20 agentes. Pero además la Procuraduría pidió que se analizara la responsabilidad de funcionarios jerárquicos de Gendarmería Nacional.

Sobre ese hecho, uno de los testigos aportó a la Procuraduría seis cartuchos de color verde, tres casquillos dorados (presumiblemente de pistola 9 milímetros) y 25 postas de goma que dijo haber recogido de la calle una vez finalizada la agresión. “Los heridos están en condiciones de identificar a los gendarmes. Eso se va a hacer”, comentó una fuente judicial.

Hasta anoche, según la Procuvin, el Ministerio de Seguridad nacional –que el sábado sólo comunicó el ataque a los gendarmes y hasta el martes negó que hubiera civiles heridos– no había presentado el listado de agentes. “Estamos esperando que terminen de elaborar el informe”, respondieron los voceros de la ministra Patricia Bullrich.

La hipótesis que investiga la Justicia es que, después de la represión (originada cuando Gendarmería quería retirar autos robados), se desató un enfrentamiento entre los gendarmes y gente de la 1-11-14 en el que dos agentes terminaron heridos e internados.

Esa causa está siendo trabajada por el fiscal del distrito de Pompeya, Adrián Giménez, quien ya pidió el análisis del material balístico y otras tareas de inteligencia para determinar cómo fue este último episodio.