Detuvieron al presunto abusador de General Rodríguez

793

Al menos dos mujeres denunciaron que un hombre simuló asaltarlas y, tras desmayarlas por asfixia, abusó sexualmente de ellas, en la ciudad bonaerense de General Rodríguez, y por los hechos detuvieron a un ex convicto condenado por violaciones, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

El fiscal Jorge Vieiro, a cargo de la causa, confirmó a Télam que el detenido, de 38 años, recuperó la libertad en agosto de 2015 por un delito de «índole sexual», aunque aclaró que en las próximas horas será sometido a una rueda de reconocimiento.

«Tenía una condena la cual todavía no está cumplida así que de alguna manera estaba con un beneficio liberatorio», dijo el letrado.

En tanto, los investigadores descartaron que el abuso a un niño de 9 años en el partido bonaerense de Moreno haya sido cometido por el mismo agresor.

Fuentes judiciales y policiales informaron a Télam que todo comenzó la semana última cuando una joven de 18 años y una mujer de 35 denunciaron que fueron abusadas por un hombre en General Rodríguez.

De acuerdo a las denuncias, el agresor de entre 35 y 40 años las atacó por detrás con supuestos fines de robo pero luego las sometió sexualmente, en ambos casos cerca al hospital local.

Al respecto, una de las víctimas que se identificó con el nombre de Sandra contó hoy a la prensa que el miércoles 27, alrededor de las 5.20, estaba yendo a la casa de su hermana, situada a 13 cuadras de la suya en el barrio Villa Angela.

«Cuando faltaban cinco cuadras para llegar, en Frondizi y Pueyrredón, un hombre me agarró de atrás, me hizo cruzar de calle, me pidió todas las cosas, saqué plata de los bolsillos y me llevó al campito», relató la joven.

De acuerdo a su testimonio, el presunto delincuente le dijo que se «tire al piso», por lo que ella le pidió «por favor» que la dejara sentar y le aclaró que no se iba a resistir.

«Me pidió el celular, me pidió que le saque el chip y la tarjeta de memoria, se lo saqué y le di el teléfono. Empezó a revisar mi cartera, me dijo que había salido de la cárcel, que hacía eso porque tenía hijos que mantener, le dije que no había problemas que nada más me quería ir», recordó la víctima.

La joven aseguró que el hombre le revisó «los bolsillos de adelante del pantalón» y le levantó «la remera para ver si tenía plata en el corpiño».

«Me dijo que tenía un arma y no tenía miedo de volver a la cárcel. Me preguntó mi edad y le dije que tengo dieciocho, me hizo tirar boca abajo y me dijo que se iba a ir pero se me tiró encima», señaló.

Según Sandra, cuando el agresor se le tiró encima, ella le pidió que por favor no le haga nada y el hombre le respondió que no le «iba hacer nada», que solamente la «quería besar y tocar adelante» suyo.

«Me dio un beso en la espalda, me moví para sacarlo, me pegó una piña en la cabeza y me agarró del cuello para que me quede quieta. Me dio un beso en el cuello, me vuelvo a mover y me agarra de la boca y la nariz para que no respire», indicó.

En ese momento, el abusador le empezó a bajar los pantalones, por lo que la joven empezó a resistirse «del todo» y a «rasguñarlo».

«Lo agarré de la cara, del pelo, pero no sirvió de nada porque tenía más fuerza que yo. Me asfixió hasta dejarme inconsciente y me habré despertado a los quince minutos con los pantalones bajos y vi que mi cartera estaba tirada ahí con las cosas», añadió Sandra.

La joven contó que se dirigió a la casa de su hermana y con su madre fueron a la comisaría, donde la «hicieron esperar media hora porque el patrullero no tenía nafta» y la llevaron al hospital de General Rodríguez.

«El médico forense que tiene que atender no estaba, una policía me dijo que atendían los jueves y me volvieron a llevar a la comisaría», agregó.

Al respecto, la abogada Mariana Girón, representante del Hospital, aclaró que los médicos se limitan a brindar «la contención de medicina integral» y que el Cuerpo Médico Forense no depende del centro asistencial.

La víctima dijo que el hombre estaba a cara descubierta, que es un poco más alto que ella, de entre 35 a 40 años, aunque no le dejó ver el rostro, y que posiblemente tenga marcas en su cuerpo tras resistirse al abuso ya que una de sus uñas se quebró.

«Me comunicaron con el marido de la mujer que abusó antes que a mi y fue muy similar a las cosas que me dijo, nada más que el día que la atacó tenía visera y no pudo verlo», aseguró Sandra, quien contó que el ataque ocurrió a la misma hora y que también a la otra víctima la «llevó a un campito».

Los voceros dijeron que con las pruebas obtenidas hasta el momento el sospechoso fue apresado esta tarde en inmediaciones de su casa ubicada en General Rodríguez, en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

El fiscal Vieiro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 10 del Departamento Judicial Mercedes, desde el momento de la aprehensión tiene 48 horas para indagarlo, agregaron los voceros.

Además, otra joven denunció hoy ante medios de comunicación, junto a su padre, que un hombre intentó abusar de ella en la misma zona pero salió corriendo, por lo que posiblemente se haya tratado de la misma persona que atacó la semana última.