Habló el padre de Chiara Páez: «se encontró sangre en toda la casa»

653
Chiara Páez.

Fabio Páez, padre de Chiara, la adolescente asesinada el 10 de mayo pasado, se refirió acerca de su decisión de abandonar la ciudad santafesina de Rufino, luego de que la Justicia liberara a los sospechosos del crimen.

«Cada vez siento más bronca, impotencia, dolor y odio», expresó hoy el hombre en declaraciones a Radio 10. «A Chiara la mataron a golpes, se encontró sangre por toda la casa y estaba molida a golpes«, contó.

Respecto a los sospechosos de matar su hija, añadió: «si encontrara en la calle a cualquiera de esos hijos de puta les aseguro que intentaría matarlos con mis propias manos».  «El asesinato de Chiara es lo más triste y doloroso que me pasó en la vida después de perder a mi papá y mi esposa Carina con cáncer de mamas a los 39 años», contó y luego calificó como «muy difícil para él y la familia» la decisión que tomó al dejar Rufino.

Páez dijo que tiene a su «viejita de 82 años que la amo, gente excepcional que conocí el ultimo tiempo acompañándome en mi dolor y tristeza» y destacó que todo eso resultó un «apoyo muy grande» para él porque «si no les aseguro que no hubiera podido seguir adelante».

«Por supuesto que la lucha no la abandono, tengo todas las fuerzas, no voy a parar hasta que paguen y sufran lo mismo que sufrió Chiara. Voy a ir hasta el final, lo único que les puedo decir es gracias, y ojala algún día pueda devolverles un poquito del amor que me dieron ustedes», concluyó.

El caso Chiara fue emblemático porque estaba embarazada al ser asesinada y provocó la masiva convocatoria contra el femicidio #NiUnaMenos. 

Días atrás, tras conocer las liberaciones, el hombre escribió una carta donde manifestó: «He decidido irme de Rufino a vivir a otra ciudad por el bien de mis dos hijos menores, Delfi y Manu, que soy su único sostén y de toda mi familia».

Chiara fue hallada enterrada en el patio de la casa de su novio, quien se autoincriminó como el único responsable del asesinato, pero que es inimputable para la Justicia por ser menor de edad.