Denunciaron al hijo de Bonadio por presunto lavado de dinero

440
Juez Bonadio.

El senador nacional neuquino Marcelo Fuentes (FpV) denunció al hijo del juez federal, en una presentación en la que solicita además que se investigue la situación patrimonial del magistrado.

La denuncia fue presentada en el Juzgado Federal número 8, a cargo del magistrado Marcelo Martínez de Giorgi, e interviene en el hecho el fiscal Federico Delgado.

En su presentación, Funes afirma que Mariano Bonadio, hijo del juez Claudio Bonadio, «habría sido el presidente originario de MANSUE S.A.; de MOUSTACHE MUSIC CORP e integrante de la empresa «Records MCL SRL».

De esta manera Mariano, que acumula varias denuncias en el Consejo de la Magistratura posee «un ostentoso estudio de música» ubicado en Tronador 874 de la Ciudad de Buenos Aires, equipado «con instrumentos de un altísimo valor económico».

Según el legislador, Records MCL SRL habría sido constituida en el año 2006 con un capital de $ 100.000, pero en la actualidad «contaría con un inmueble en el que funcionan tres salas de ensayo, equipadas con artefactos de última generación».

Fuentes consignan también que en la propia página de la empresa (www.mclrecords.com) se pueden observar las fotografías que corroboran sus afirmaciones.

«Así se ven por ejemplo baterías cuyo valor unitario ronda los $ 20.000, amplificadores que alcanzan cada uno aproximadamente los $ 30.000, paneles acústicos cuyo precio por unidad en el mercado oscila entre los $ 80.000 y $ 100.000, entre otras cosas», apunta el senador kirchnerista en su denuncia.

Fuentes sostienen que «de acuerdo a consultas efectuadas a expertos en la materia», el montaje de cada una de las salas «habría requerido un gasto cercano a los $ 300.000».

Esos valores, contrastan con las utilidades que percibiría la firma, puesto que el alquiler de cada una de las salas costaría aproximadamente $ 150 la hora, mientras la sesión de 8 horas de grabación en el estudio profesional rondaría los $ 4.000.

Para el denunciante, «existe una ausencia de proporcionalidad» entre los ingresos y el patrimonio que Mariano Bonadio declara ante los organismos oficiales.

El hijo del magistrado se encuentra inscripto en AFIP desde hace algunos años en la categoría III de monotributo, con facturación de hasta apenas $ 15.000 anuales.

Además, Mariano Bonadio habría declarado deudas con su padre desde el año 2010 por la suma de $ 150.000 cada año, y también mantendría compromisos pendientes con una mujer llamada María Pasquinelli, por cifras similares.

En tanto, el juez no habría consignado en ninguna de sus declaraciones juradas patrimoniales la existencia de créditos contra su hijo.

En cuanto a Pasquinelli, quien no figuraría en registro oficial alguno, no sólo le prestó al joven una cuantiosa suma de dinero, sino que además sería cotitular de una de las cuentas bancarias que posee el hijo del funcionario judicial.

«En virtud de lo señalado, deben investigarse la posibilidad de que Mariano Fulvio Bonadio haya obrado como persona interpuesta –testaferro– en el posible enriquecimiento ilícito en el que podría haber incurrido su padre», remarca Fuentes en el escrito que presentó ante la Justicia.

Asimismo, el senador nacional de Neuquén pidió que se investigue si el hijo del magistrado puso a su nombre «bienes adquiridos con fondos obtenidos mediante maniobras no lícitas, lo que significaría una posible incursión en el delito de lavado de dinero».