Crimen en el country: las escuchas que anticiparon la tragedia

816
Fernando y Claudia, de vacaciones en Punta del Este.

Los últimos días de vida de Claudia Schaefer fueron una verdadera pesadilla. La mujer, que en agosto pasado fue brutalmente asesinada a cuchillazos por su marido Fernando Farré en su casa del country Martindale de Pilar, vivió sus últimas semanas inmersa en un constante hostigamiento impulsado por el empresario, en medio de su proceso de divorcio.

Las Grabaciones de las agresiones de Farré (http://diapolitico.com/) 

 

Según publica el sitio Día Político, el matrimonio mantuvo en los días previos al crimen una serie de discusiones en las que Farré sometió y amenazó de diversas formas a la víctima. Todo culminó el 21 de agosto con el femicidio que conmocionó al país.

“¿Te sentís bien con lo que estás haciendo; te sentís bien cómo los estás tratando a los chicos y cómo me estás tratando a mí; te hace bien Fernando; te das cuenta de lo fuera de contexto y lo mal que estás psicológicamente; te das cuenta del daño que estás generando; por qué no te vas a dormir? Dejá de tirar veneno. Terminá de ser agresivo con los chicos”.

Las palabras pertenecieron a la propia Claudia Schaefer y las dijo en medio de una discusión con su marido, a pocos días de denunciarlo por maltrato físico. Ella había decidido comenzar a grabar las peleas puertas adentro y los llamados telefónicos que recibía de quien terminó siendo su asesino, “para que todos escuchen su forma de expresarse conmigo y con los chicos”, según consta en la denuncia realizada ante la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema.

La grabación la produjo Schaefer el 6 de agosto pasado. Según se puede escuchar, Farré inició una discusión con su mujer, a quien acusó verbalmente y de manera violenta por haber llegado tarde sin avisar dónde estaba.

“Sos una montaña de ropa carenciada que las 20 lucas las tirás en perfumes cuando podrías pagar la educación de tus hijos que la tengo que pagar yo”, le dijo Farré a su esposa.

De las grabaciones producidas por la víctima, las cuales incluyen peleas en la casa del matrimonio y otras discusiones vía telefónica, se puede ver el grado de importancia que pone el empresario sobre el dinero. En ese enfrentamiento del 6 de agosto, Farré señala: “Ahora, ¿yo qué hago?, durante ocho años trabajé en Brasil y acá y generé 200 mil pesos por mes. Y ahora estamos viviendo de los 10 mil dólares por mes que yo genero financieramente con mis bonos o con mis ahorros. Esa es la realidad”.

Luego se escucha a la mujer pidiéndole a su marido que se tranquilice; le pregunta si se siente bien por cómo está tratando a su familia y le exige que deje de ser violento con sus hijos. Y Farré respondió: “No soy agresivo con los chicos, que maduren, que maduren. La vida no es una joda. Que se pongan a estudiar. Y vos vení y hacé los deberes con ellos. Aprendé a ser madre”.

En otras grabaciones, Claudia Schaefer le dice a Farré que siempre fue violento verbalmente con ella. También le indica al empresario que superó su límite cuando la maltrató físicamente.

FF: “Estoy aclarando las cosas para que no creas que soy un monstruo, de la misma manera que yo, a pesar de lo que hiciste, el otro día te llamé y te dije…”.

CS: ¿A pesar de lo que hiciste? Fernando, vos te diste cuenta lo que vos hiciste?

FF: No fue tan grave.

CS: Fernando ¿cómo no fue grave? Me agarraste del pelo, me tiraste contra el sillón, me pusiste tu rodilla en la cabeza, me apretaste para sacar un celular de la mano. Me lastimaste, me reventaste las cervicales, me dejaste la cara marcada. Todo delante de los chicos”.