HSBC: comenzaron las primeras indagatorias

638

En silencio y sin poca repercusión mediática la causa por las cuentas de argentinos en Suizas va tomando fuerza. Esta mañana fueron citados importantes empresarios del Grupo Ferreira, dedicados a la venta de maquinaria agrícola.

Fuentes judiciales señalaron que a las 10.30 Andrea Raquel Ferreira, Roberto Antonio Ferreira y María Marcela Ferreira. También se presentó Norberto Luján Estrada que adelantó su declaración del viernes para hoy y es integrante de la misma familia.

Cada uno de los citados se negó a declarar, remitiéndose a una presentación efectuada por escrito.

Los investigadores afirmaron que Antonio Adelino era el dueño de John Deere, firma que vendió y sus ganancias estimadas en 60 millones de dólares lo mando a Suiza.

A los Ferreira se los imputa haber ocultado al Fisco una cuenta en el HSBC PRIVATE BANK SUISSE que registraba al 31/12/2006 un monto varias veces millonario.

Se trata de conocidos empresarios de nuestro país que se encuentran vinculados como directivos y/o socios del Grupo ORTHOLAN S A C I A G F y ORTHOLAN dedicado a la importación de maquinaria agrícola de las marcas JOHN DEERE y CASE.

En la denuncia interpuesta por la AFIP se le imputó a dichos responsables, el haber participado en el ocultamiento al fisco nacional de rentas gravadas a través de la presentación de declaraciones juradas de contenido engañoso y/o a través de la omisión de declarar lo que corresponde, concretando la evasión de impuestos mediante la “expatriación a un banco extranjero de tales ingresos no revelados, mediante la utilización de la estructura bancaria provista por el HSBC BANK ARGENTINA S.A. y por otras entidades ligadas al grupo HSBC HOLDING PLC, afectando los ejercicios fiscales comprendidos en 1/1/2005 al 31/12/2006”.

Así con la información de los sujetos residentes argentinos con cuentas ocultas en el Banco HSBC que fuera obtenida a través previsiones de la Ley 22.357, que aprobó el “Convenio entre la República Argentina y la República Francesa para evitar la doble imposición y prevenir la evasión”, se detectó que la firma off shore MURPHY AND FRANK CORP, radicadaa en las Islas Vírgenes Británicas era la titular de una cuenta bancaria con fondos millonarios, cuenta ésta de la cual resultaban beneficiarios y apoderados los socios y/o accionistas del grupo económico ORTHOLAN.,

Es de destacar que uno de los responsables del citado grupo se cuenta fallecido, habiendo procedido el representante de su Sucesión a reconocer la totalidad de los impuestos evadidos ingresando los montos correspondientes con más sus intereses resarcitorios, montos éstos que superan las condiciones objetivas de punibilidad prevista para el delito de evasión agravada, sancionado con penas de hasta más de 9 años de prisión.

Si bien los imputados intentaran endilgar la responsabilidad penal sobre el fallecido, la AFIP ha destacado en todo momento que los restantes integrantes de la cuenta resultan apoderados y como tales podían disponer de los fondos depositados en el HSBC PRIVATE BANK (SUISSE) y en consecuencia es sobre ellos respecto de quienes deber proseguir la investigación penal.

Según pudo saberse los declarantes señalaron que el titular de la cuenta era su padre, el fallecido Antonio Adelino Ferreira y que ellos tomaron conocimiento de la total existencia de la misma y su contenido a raíz de los comentarios de su padre en su lecho de muerte.

En franca contradicción a su descargo, según fuera informado por el HSBC filial Ginebra, al momento de la apertura de dicha cuenta, fueron designados usufructuarios de la misma no solo el fallecido Antonio Adelino, sino también sus hijos Andrea Raquel y Roberto Antonio, dos de los imputados que hoy prestaron declaración, resultando poco creible su falta de conocimiento de la existencia de tal cuanta bancaria.