Un policía porteño se resistió al robo de su moto en Llavallol y mató a un ladrón e hirió a otro

168

Un oficial de la Policía de la Ciudad mató ayer de un balazo en el pecho a un delincuente e hirió a otro de 16 años, al resistirse al robo de su motocicleta y tirotearse con los asaltantes, en la localidad bonaerense de Llavallol, informaron fuentes de la fuerza.

El hecho ocurrió esta tarde en avenida Santa Catalina al 400, en dicha localidad del partido de Lomas de Zamora, en el sur del conurbano, por donde circulaba a bordo de su moto Honda Tornado 250 un policía porteño de 23 años, que cumple funciones en la Comisaría Comunal 1 Norte, y que se encontraba franco de servicio y vestido de civil.

Voceros policiales informaron a Télam que, en esas circunstancias, fue sorprendido por dos asaltantes armados que se movilizaban en un rodado similar y que lo intimidaron para sustraerla su rodado.

Ante esa situación, el policía se identificó como tal y los ladrones comenzaron a dispararle.

El oficial repelió la agresión con su arma reglamentaria y se originó un breve tiroteo que concluyó cuando uno de los delincuentes cayó muerto al suelo, mientras su cómplice huyó.

Tras alertar de lo ocurrido al 911, agentes del Comando Patrulla de la comisaría 4ta. de Llavallol se desplazaron al lugar y constataron el fallecimiento del asaltante, que presentaba un impacto de bala en el tórax.

Mientras que en la esquina de Santa Catalina y Húsares los uniformados lograron aprehender al cómplice, de 16 años, que se encontraba herido como consecuencia de un disparo en el tórax, del lado izquierdo, informaron fuentes policiales.

El adolescente fue trasladado de urgencia al hospital de Bicentenario de Monte Grande, donde esta noche permanecía internado con custodia policial.

En la escena del crimen los peritos secuestraron vainas servidas de los calibres 11.25 y 9 milímetros, producto del enfrentamiento armado.

En tanto, al momento de la aprehensión del adolescente herido no hallaron el arma de fuego con la que disparó, por lo que se cree que la descartó al momento de la huida.

Interviene en la causa el fiscal Martín Seara, a cargo del Fuero de Responsabilidad Juvenil 1 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, que avaló la aprehensión del sospechoso.

En cuanto al policía, que resultó ileso del tiroteo, dispuso el secuestro de su arma reglamentaria para realizar las pericias correspondientes, pero no adoptó ningún temperamento legal al momento, al considerar que actuó en legítima defensa.

Por otro lado, los investigadores determinaron que la moto utilizada por los asaltantes tenía pedido de secuestro activo por robo, a requerimiento de la comisaría 2da. de Esteban Echeverría, desde el jueves pasado.

Asimismo, los pesquisas procuraban identificar al ladrón muerto, añadieron las fuentes consultadas.