Fueron a combatir un principio de incendio en un edificio de Palermo y se encontraron con un arsenal

188
Más de 90 armas cortas y largas y seis granadas fueron halladas por bomberos de la Ciudad en un departamento de un edificio del barrio porteño de Palermo al que acudieron para combatir un principio de incendio, informaron hoy fuentes policiales.

El hallazgo se produjo anoche, cuando efectivos del Cuartel Recoleta de los Bomberos de la Ciudad acudieron a raíz de una alarma de incendio en un departamento del piso 15 de un edificio situado en Salguero 2200, donde no se encontraban en ese momento sus habitantes.

Mientras trabajaban en uno de los ambientes del departamento, los efectivos hallaron seis granadas de mano que llevaban grabado el nombre de “Sabino Navarro” y de “Montoneros”, las cuales fueron entregadas al Escuadrón Antibombas de la Policía de la Ciudad para su manipulación.

También se secuestraron en el mismo departamento más de 90 armas cortas y largas, que fueron entregadas al personal de la División Investigaciones de Armas de Fuego de la fuerza porteña, al igual que tres silenciadores y un bastón que dispara cartuchos de escopeta.

Los investigadores policiales hicieron la consulta a la Unidad Fiscal Norte, a cargo de Eduardo Riggi, quien dispuso dar intervención de especialistas de la Superintendencia de Investigaciones Policía de la Ciudad a los fines de cotejar las armas y la documentación de las mismas y secuestrar los elementos detallados.

Sobre el dueño del armamento, los voceros dijeron que no se presentó en el lugar, sino que lo hizo en su nombre una representante legal.

Al respecto, el comisario Matías García, a cargo del Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado, presente en el lugar, explicó a la prensa que “el incendio se originó por un desperfecto eléctrico” y que, luego de ser controlado rápidamente, se encontró el arsenal dentro de una de las habitaciones.

Sobre las armas, García indicó que muchas de ellas “son de uso prohibido” y que el lugar donde estaban almacenadas no estaba acondicionado para su resguardo.

“De las seis granadas que había, dos eran de mano que estaban en funcionamiento. Había otras cuatro granadas que son de lanzamientos a través de fusiles, que aparentemente estaban inactivadas. El trabajo se hizo muy rápidamente porque todos estos elementos fueron sometidos a altas temperaturas”, detalló el comisario.

Además, el titular del Departamento de Lucha contra el Crimen Organizado indicó que “no se hizo ninguna detonación en el lugar” y que “se está investigando el origen de las armas”.

Por último, García aseguró que la situación “está controlada” y afirmó que “el inmueble va a quedar bajo una consigna policial”

“Las armas van a ser secuestradas y van a quedar a disposición de la fiscalía. La situación está controlada y queremos transmitirle tranquilidad a los vecinos”, concluyó