Vuelven a rastrillar la zona de Moreno donde Susana Cáceres fue vista hace una semana

102
La fiscal a cargo de la búsqueda de Susana Cáceres, la mujer de 42 años que fue vista por última vez la madrugada del pasado miércoles en el partido bonaerense de Moreno, dispuso para este mediodía nuevos rastrillajes en la zona de la desaparición, con policías y perros adiestrados, al tiempo que aguarda los resultados de pericias sobre evidencia secuestrada en la causa, informaron fuentes judiciales.

Voceros con acceso al expediente detallaron a Télam que por orden de la fiscal de Moreno-General Rodríguez Luisa Pontecorvo, a las12.30 grupos de policías de comisarías de la zona, con apoyo de detectives de la Delegación de Investigaciones y de perros adiestrados para la búsqueda de personas, desplegarán nuevos operativos, en el marco de los cuales «peinarán» la zonas donde Cáceres fue vista por última vez.

Mientras tanto, Pontecorvo espera para hoy que le indiquen si una mancha roja hallada en un calzado secuestrado en una camioneta Renault que pertenece al hermano de la expareja de Cáceres son o no de sangre y que se comiencen a analizar los teléfonos celulares secuestrados a esos dos hombres, agregaron las fuentes.

Por último, contaron que las huellas halladas en esa misma camioneta pertenecen al dueño y no se detectaron rastros de la mujer.

Sobre la expareja de Cáceres, Alejandro Alberto Peralta, detenido por portar una pistola calibre 45 con la numeración limada -pero no por la desaparición de Susana-, los voceros contaron que se negó a declarar ante el fiscal Federico Soñora que lleva la causa por tenencia ilegal de arma de guerra.

En las últimas horas, ese fiscal pidió convertir la aprehensión de Peralta en detención, ya que tiene un antecedente por robo agravado.

Cáceres, de tez trigueña, cabello largo color rubio, de 1,50 metros de altura y con tatuajes en ambos brazos, una pierna y una mano, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8 pasado, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo ma», le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior,

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su expareja y los hermanos de ésta.

A su vez, los policías bonaerenses realizaron rastrillajes en cuatro lugares de Moreno: el domicilio de Cáceres, el de Peralta, la canchita «Los Apaches» y el barrio Candia.

Además, los pesquisas se encuentran realizando el relevamiento de cámaras públicas y privadas y sobre sus redes sociales, para conocer sus movimientos previos a la desaparición.

Según informó la policía, sus amistades y allegados refirieron que Cáceres consumía drogas y vendía electrodomésticos.

Su prima señaló que «se había separado y no trabajaba» y que «no tenía una buena relación con su ex».