Se peleó con el vecino y lo mató de una puñalada en el pecho

310

Un hombre fue asesinado de una puñalada en el pecho en la localidad bonaerense de Berazategui tras una pelea vecinal, y por el crimen detuvieron a un joven de 25 años con antecedentes penales, informaron hoy fuentes judiciales.

El hecho ocurrió ayer alrededor de las 20.30 en calle 26 entre 138 y 139, en dicha localidad del sur del conurbano.

Voceros judiciales informaron que, por motivos que se investigan, un hombre, identificado como Fabricio Cañete Miller (31) era hostigado permanentemente por un vecino que vivía a pocos metros de su vivienda, que también tenía inconvenientes con otras personas de la cuadra.

Tal es así que Cañete había sido amenazado por el joven en febrero pasado, y durante varios días de esta semana su vecino había ido a provocarlo a la puerta de su casa y lo invitaba a pelear afuera, según declararon testigos.

Pero ayer finalmente el hombre salió de su casa y se trenzó en lucha con el joven violento, hasta que Cañete fue separado por su propia familia cuyos integrantes lo obligaron a regresar a su casa.

Sin embargo, minutos después el hombre volvió a salir y el joven lo apuñaló con una cuchilla en el pecho, por lo que Cañete cayó gravemente herido.

De inmediato, la familia del apuñalado solicitó la presencia de una ambulancia, pero la víctima murió cuando era trasladada al hospital Evita Pueblo, ubicado a unas siete cuadras del lugar del hecho.

Efectivos policiales que se hicieron presentes en el barrio se entrevistaron con testigos que les aportaron los datos del autor del crimen, por lo que luego aprehendieron al joven, quien estaba a unos pocos metros, en su vivienda.

Intervino en la causa la fiscal Silvia Borrone, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 Descentralizada de Berazategui, perteneciente al Departamento Judicial Quilmes, quien ordenó un allanamiento en urgencia en la casa del imputado.

Fue entonces que los uniformados encontraron en el lavatorio del baño la cuchilla utilizada para cometer el crimen, que estaba bajo el agua con la canilla abierta, por lo que fue secuestrada.

Además, el joven, identificado como Cristian Agustín Brítez (25), tenía restos de manchas de sangre en sus prendas de vestir, que serán analizadas.

Ante el pedido de la fiscal Borrone, el Juzgado de Garantías de Quilmes convirtió la aprehensión en detención de Brítez, quien tenía antecedentes penales.

En cuanto a la autopsia, el resultado preliminar arrojó que el puntazo se produjo muy cerca del corazón de Cañete, motivo por el cual murió prácticamente de forma instantánea.

Con esta información y el relevo de pruebas, la funcionaria judicial indagará hoy a Brítez, a quien le imputa el delito de «homicidio simple».