Afirman que Lucía Pérez llegó muerta a la unidad sanitaria de Mar del Plata

657

El juicio oral por el femicidio de la adolescente Lucía Pérez, cometido en octubre de 2016 en la ciudad bonaerense de Mar del Plata, continuó con la declaración de una serie de testigos que se refirieron al momento en que la víctima fue llevada muerta a una sala de primeros auxilios por tres personas, dos de las cuales huyeron inmediatamente después en una camioneta.

Se trata de la segunda jornada del debate en el que los imputados Matías Farías (25), Juan Offidani (43) y Alejandro Maciel (63) son juzgados por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 marplatense, integrado por los jueces Pablo Viñas, Aldo Carnevale y Facundo Gómez Urso.

El primer testigo en declarar fue el subsecretario de Salud municipal de Mar del Plata, Pablo De la Colina, quien el 8 de octubre de 2016 trabajaba en la Unidad Sanitaria de Playa Serena, hasta donde llegó muerta Lucía.

El funcionario recordó que «el cuerpo de la menor estaba sin signos vitales» y que, según su criterio médico, «había fallecido mucho tiempo antes de cuando llegó», a pesar de lo cual, realizaron «tareas de reanimación durante cuarenta minutos» aunque no la pudieron «recuperar».

De la Colina dijo que a la adolescente la llevaron tres personas pero que al momento de contar lo sucedido solo una de ellas, la más joven, se quedó en el lugar.

«Acto seguido hicimos la denuncia en la sede policial y convocamos a la Policía Científica», recordó el testigo.

Por su parte, un vecino identificado como Mauricio Stambulsky declaró luego que él estaba en la puerta del centro asistencial de salud, donde esperaba a ser atendido, cuando observó que tres personas llegaron en una camioneta.

«Bajaron a una chica que estaba en el asiento de atrás y a los gritos pidiendo un médico. Me quedé sin saber qué hacer y atónito el ver una chica que parecía no responder a nada», relató.

«No sé cuánto tiempo transcurrió (hasta) que vi cómo dos de ellos se subían a la camioneta y se iban rápido cuando arribaba al lugar la policía», dijo el testigo, y agregó: «En ese momento me di cuenta de que había pasado algo raro».

Por último, declararon los efectivos policiales que concurrieron a la salita alertados de lo ocurrido y que coincidieron en que en el lugar sólo se había quedado el menor de los sospechosos.

Farías y Offidani (hijo de un conocido escribano marplatense) llegaron al debate oral detenidos, mientras que Maciel está en libertad.

Los dos primeros están imputados de «abuso sexual agravado por el suministro de estupefacientes seguido de muerte en concurso ideal con femicidio» -Farías en calidad de autor y Offidani como partícipe necesario-; en tanto que al tercero se lo acusa de «encubrimiento».

El juicio comenzó este martes con la declaraciones de los padres, el hermano y una amiga de la víctima, y la lectura de la imputación a cargo del fiscal Daniel Vicente.