Protex participó del primer Encuentro Internacional del Sistema Federal de Búsqueda

452

Los fiscales cotitulares de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (Protex), Marcelo Colombo y Alejandra Mángano, participaron del primer Encuentro Internacional del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU), dependiente del Ministerio de Seguridad de la Nación, que se llevó a cabo desde el martes 16 hasta el jueves 18 de mayo en la Biblioteca Nacional.

Durante la jornada del miércoles tuvo lugar la conferencia que brindó Colombo sobre “Desaparición, búsqueda y trata de personas en Argentina”. En primer lugar, el fiscal describió la relación que existe entre personas desaparecidas y el delito de trata de personas con fines de explotación sexual en Argentina. “Para para llevar a cabo ese delito, la mayoría de las veces las víctimas deben ser trasladadas desde su lugar de origen para luego ser explotada en otro lugar”, detalló. El fiscal continuó su exposición relatando las diferencias que existen entre la trata con finalidad de explotación sexual de la que tiene como fin último la explotación laboral.

Durante su exposición, el fiscal se refirió a las investigaciones judiciales en los casos en los que desaparece una persona. “Un escalón de análisis debe ser la empatía que debe tener un operador judicial en esos casos. Deben tener perspectiva de género porque cuando la finalidad es la explotación sexual las víctimas siempre son mujeres”, añadió.

“Trabajar con un caso de desaparición de personas implica barajar una amplitud grande de hipótesis posibles ya que son muchos los factores que pueden haberla generado. Pueden haber sido captadas, entregadas a una red para ser explotadas, y muchas otras posibilidades. Esta dificultad de clasificación puede ocasionar problemas al momento de solicitar las primeras medidas, que en las primeras 24 horas de desaparición son fundamentales. Además, dada la sensibilidad del tema y de la información que es necesaria recabar, es importante que sean jueces y fiscales quienes la soliciten y no la policía”, advirtió Colombo.

Finalmente, el representante del MPF se refirió al abordaje que viene teniendo la Protex junto a distintas ONG’s y el ministerio de Seguridad en los denominados “casos fríos” de búsqueda de personas a los que calificó como “los más difíciles de investigar” ya que implica encontrarse con las problemáticas del “olvido judicial”, que es cuando se deja de buscar a la persona en términos operativos, y la que gira en torno a los cuerpos inhumados como NN.

“En 2014 realizamos un relevamiento en todas las provincias lo que arrojó que, hasta ese momento, eran 6033 personas que están siendo buscadas. Esto nos permitió tener un diagnóstico para elaborar un protocolo para denuncias de desaparición de personas”, explicó Colombo.

Y continuó: “De esta manera nos encontramos con otra situación que complica la investigación como lo es la desactualización de información. Es decir, personas que aparecieron y no se dio de baja su búsqueda. Esto se debe a que existe una falta de comunicación entre los distintos registros del Estado”.

Luego, la jornada continuó con un panel a cargo de la fiscal Alejandra Mángano, quienhizo mención a la importancia que tienen las primeras medidas que deben realizarse al momento de la desaparición de una persona.

“Durante las primeras horas es fundamental conocer a la persona que es buscada. Es importante hablar con los padres y con gente que haya estado en contacto con la víctima a través de los distintos ámbitos. En los primeros momentos tiene que ser más importante el ingreso de información a la investigación penal que resguardar las formalidades propias del proceso penal”, describió la fiscal.

“Otro aspecto fundamental es saber dónde fue vista por última vez, qué pasó y hacer un relevamiento del lugar. Además, es importante poder tener acceso a las cámaras de seguridad privadas y a las redes sociales de la persona para poder estandarizar y organizar la información a posteriori”, añadió Mángano

La representante del MPF destacó también la importancia que tiene el aporte de otros especialistas, como los psicólogos forenses, a la hora de abordar estos casos ya que cuentan con otras herramientas y otras formas de búsqueda. Asimismo, señaló que los teléfonos, además de las llamadas entrantes y salientes, brindan información muy importante vinculada con la georreferenciación. “Frente a la posibilidad de una clara hipótesis de trata de personas es importante la información de cruces migratorios de la víctima o gente que haya estado con esa víctima”, agregó.

Finalmente, se refirió al lanzamiento de la “Guía práctica para la búsqueda de personas” que se difundió el año pasado, ya que “busca nuclear distintos recursos que pueden resultar útiles para los fiscales” a la hora de abordar estos casos, así como información vinculada a otro tipo de instituciones que pueden dar datos sobre el paradero de las personas. (Fiscales.gob.ar)