Miércoles 30 de Julio de 2014

Comienza el juicio oral contra 13 policías por el asesinato de Fabián Gorosito

     

Todos llegan detenidos imputados de "torturas seguida de muerte, privación ilegítima de la libertad calificada por ser cometida con fines de venganza y arma de fuego" y podrían ser condenados a perpetua, por el asesinato ocurrido en 2010 en Merlo.

Foto internet.

06/05/2013 : 06:48 : Un tribunal de Morón juzgará a partir de hoy a 13 ex policías bonaerenses acusados del crimen de un joven ocurrido en agosto de 2010, cuyo cuerpo fue encontrado boca abajo en una zanja con signos de torturas en la localidad de Mariano Acosta, partido de Merlo.
   
Fuentes judiciales indicaron que todos los acusados del homicidio de Fabián Gorosito (22) llegan al debate detenidos y con la misma imputación, menos la esposa de uno de los efectivos que trabajaba en una estación de servicio de Merlo y habría tenido una relación con la víctima que pudo haber desencadenado el crimen.
   
Los principales acusados son el ex oficial principal Adrián Giménez, quien aparece más comprometido, el ex subcomisario Pablo Nieva y los ex oficiales Luis Fernández, Raúl Ortíz y Cristian Fortunato.
   
También serán juzgados Hernán Oviedo (ayudante principal), Rubén Villalba (jefe de calle de la comisaría sexta de Mariano Acosta), los oficiales Gabriel Sánchez, Marcelo Dipierro, Leandro Ose y Gonzalo Cuello y Angel Sosa, que se desempeñaba en el destacamento de Pompeya de Merlo y era amigo de Giménez.
   
La única mujer acusada es Aixa Soledad Sosa, esposa de Giménez quien será sometida a juicio por "tormentos agravados" contra la víctima y complicidad con el homicidio.
   
Los doce policías llegan al debate con la acusación de "torturas seguida de muerte, privación ilegítima de la libertad calificada por ser cometida con fines de venganza y arma de fuego", que prevé una pena de prisión perpetua.
   
El juicio será realizado por el Tribunal Oral Criminal (TOC)5 de Morón, en tanto la parte acusadora estará integrada por los fiscales Antonio Ferreira, Ezequiel González y Alberto Moyano.
   
El tribunal tienen previsto realizar el juicio en 13 jornadas,  tres días por semana, por lo que está previsto que pasen por la sala 50 testigos, agregaron fuentes judiciales.
   
Los abogados Silvio Alfonzo, padre e hijo, y Raúl Quinteros serán los representantes de la familia Gorosito y esperan que se sepa cómo mataron a Fabián y qué rol tuvo cada uno de los acusados.
   
"Nosotros sabemos que pasó y quiénes son los culpables, pero vamos a dejar que la Justicia haga su trabajo de condenar al grupo de ex policías", dijo Alfonzo, que recordó que los imputados también llegan al juicio por el caso de tres jóvenes que fueron secuestrados y torturados y declararán como testigos.
  
María Teresa Viera, madre de Gorosito, contó a Télam que tiene "muchas expectativas" y que "el tribunal debería darles perpetua a todos y que no salgan más de la cárcel".
   
"Agradecemos el apoyo desde el asesinato de mi hijo del ministro de Justicia Ricardo Casal, porque fue quien estuvo siempre en contacto con la causa y quien relevó a toda la cúpula de la comisaría sexta de Merlo", sostuvo la mujer.
   
El joven, que trabajaba en un frigorífico situado en la estación Agustín Ferrari, apareció muerto el 15 de agosto de 2010 en un descampado ubicado en Gabriela Mistral y 24 de Noviembre, junto a las vías de la ex línea Belgrano, de Mariano Acosta.
   
En un primer momento, se quiso hacer pasar la muerte del joven como un accidente, producto de una intoxicación y posterior caída a una zanja, pero los peritajes determinaron luego que el muchacho había sufrido un severo castigo y una muerte por asfixia.
   
Tras el hallazgo, los vecinos denunciaron que la noche del 14 de agosto Gorosito, quien vivía en Mariano Acosta, había ido a comprar a un kiosco cuando fue interceptado para su identificación por un auto particular y dos motos policiales.
   
Los habitantes del barrio contaron que ante esa situación, Gorosito salió a la carrera y desapareció hasta el día siguiente, cuando apareció muerto.
   
Al profundizar la pesquisa, la fiscal Valeria Courtade reunió elementos para sospechar que Gorosito fue llevado a la comisaría local donde, aparentemente, fue víctima de tormentos y luego llevado hasta el descampado donde lo asfixiaron aplastándole el rostro contra la tierra.
   
Una de las hipótesis apuntó a que los policías trasladaron a Gorosito a la seccional para que se hiciera cargo de un supuesto caso de robo y violación.
   
Otra pista fue la de una posible venganza contra el muchacho porque éste aparentemente se vinculaba sentimentalmente con la mujer de Giménez, quien negó esa situación en su indagatoria.
   
Tras las detenciones de los policías, el ministro Casal dispuso la intervención de la seccional de Mariano Acosta y el traslado de los 63 policías que se desempeñaban allí.


Para divisar correctamente este aviso, su conexión debe permitir accesos remotos provenientes de Google.