Incautan cargamento millonario de celulares adquiridos en Chile

703

Gendarmería incautó cargamentos ilegales de equipos electrónicos que habían sido adquiridos en el país trasandino y eran transportados en dos “autos piratas” hacia la provincia de San Luis.

El procedimiento comenzó cuando efectivos del Escuadrón 27 Uspallata frenó la marcha de un vehículo Volkswagen Fox sobre la Ruta 7, donde habían emplazado un dispositivo de rutina a la altura del kilómetro 1.202. Luego de identificar al conductor, quien manifestó que se dirigía hacia San Luis, se llevó a cabo una requisa.

En todo el automóvil habían escondido mercadería. En un doble fondo del torpedo, en el asiento trasero, en los guardabarros y en los paneles de las puertas se acondicionaban celulares de alta gama, cargadores, cables USB, fundas y otros artículos electrónicos comprados en Chile.

Al estar frente a una clara maniobra de contrabando, los uniformados dieron cuenta del “modus operandi” y solicitaron a la patrulla fija de Punta de Vacas que montaran un operativo cerrojo para dar con otro vehículo que había pasado minutos antes y que coincidía con el destino del “auto pirata”. Se lo halló finalmente en el casco urbano de la ciudad y se corroboraron las sospechas: la situación era idéntica, el rodado escondía materiales electrónicos sin aval aduanero.

Siguiendo el protocolo de actuación, los gendarmes notificaron al Juzgado Federal de Mendoza, que ordenó el secuestro de los dos “autos piratas” y la incautación de todos los elementos que habían ingresado a la Argentina por contrabando. Las pruebas de rigor arrojaron que el valor total de los mismos ascendía a un millón de pesos.