Cae un brasileño acusado de montar un sistema para clonar tarjetas

81

Un hombre de nacionalidad brasileña fue detenido acusado de haber instalado en un cajero automático del barrio porteño de Palermo un dispositivo “pescador” para clonar tarjetas de débito y robar las claves, informaron fuentes policiales.

La detención fue concretada este domingo por efectivos de la Policía de la Ciudad en un cajero de la red Banelco de un Banco Superville, ubicado en la esquina de Cerviño y República Árabe Siria.

Todo se inició cuando el propio personal de seguridad del banco advirtió en el monitoreo de las cámaras de seguridad que dos hombres en actitud sospechosa manipulaban uno de los cajeros.

Efectivos de la comisaría 53 arribaron al lugar y constataron que efectivamente habían instalado un “pescador” en la ranura del cajero y un sistema de cámaras en el tablero para poder copiar las claves digitadas por los usuarios.

Los oficiales pudieron observar salir de una cafetería ubicada frente al banco a un hombre vestido de la misma manera que uno de los sospechosos descriptos por los operadores de las cámaras de seguridad del banco.

Cuando los policías dieron la voz de alto, el hombre salió corriendo pero fue alcanzado y detenido en momentos en que corría por la calle República Árabe Siria, en dirección a la avenida Las Heras.

El sospechoso, de nacionalidad brasileña, tenía entre sus pertenencias dos teléfonos celulares de alta gama, un juego de llaves, una bolsa con cuatro trozos de cinta roja y una chapa metálica de las mismas proporciones que una tarjeta de débito.

El comisionado general Carlos Rojas, jefe de la Dirección Prevención e Investigación de Delitos Tecnológicos de la Policía de la Ciudad, explicó que “el dispositivo instalado en este cajero es doble. Por un lado habían colocado el lector de bandas magnéticas, conocido como ‘skimmer’, en la ranura de la boquilla donde se inserta la tarjeta en el cajero”.

“Pero además -agregó el jefe policial-, habían pegado con un falso marco metálico al borde superior del cajero, un dispositivo con dos cámaras, una que filmaba el teclado numérico donde se ingresa el PIN de la tarjeta y otra que apuntaba a la pantalla para grabar la segunda clave alfabética de tres letras que el sistema pide cuando se retira efectivo”.

A modo de consejo, Rojas comentó que “la mejor recomendación que se puede hacer es cada vez que se opere en un cajero automático es tapar con una mano el teclado donde se ingresa el PIN numérico, porque si hay alguna cámara filmando, se va a registrar un video de la mano del cliente y no los números de la clave”.

El imputado brasileño quedó a disposición del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 58 y fue trasladado a tribunales para su indagatoria.