Presos fabricaron puff y mesas y las donaron al Jardín 905 de Magdalena

1146

En el sector de talleres de la Unidad 28 Magdalena, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense, se inició una experiencia que conjuga la adquisición en los oficios de carpintería y tapicería y la solidaridad. Y ayer se dio el primer paso cuando se llevó a cabo una donación de mobiliario escolar al Jardín de Infantes 905 de esa localidad.

En un acto realizado en la sede escolar con la presencia de autoridades se entregaron 10 puff y cinco mesas para beneficio de los chicos.

César Escobar, director de la Unidad 28, afirmó al respecto que “este equipo de trabajo se constituye como una herramienta útil, adoptando acciones propositivas para mejorar las condiciones de promoción e inclusión socio laboral articulando el trabajo y la formación integral y permanente de las personas privadas de la libertad. Impulsamos y apoyamos proyectos de integración con la comunidad a través de acciones de responsabilidad social y de voluntariado, destinados a sectores vulnerables de la sociedad e instituciones de bien común propiciando la participación solidaria de los internos en actividades sin fines de lucro, que permitan un mayor compromiso e incorporación de valores”.

Al momento de recibir las mesas y puff para los niños del Jardín, la Directora del Establecimiento Marcela Terrein agradeció a los internos por el trabajo realizado, y por el amor puesto de manifiesto en los pequeños muebles, a la vez que, dijo: “Los niños van a retribuir tan noble acto con dibujitos que pronto serán enviados a la Unidad”.

Esta iniciativa es un esfuerzo mancomunado entre la Dirección y la Sección Talleres de la Unidad 28, el Departamento Regional de Cultura Laboral de la Dirección de Trabajo Penitenciario y un grupo de privados de la libertad con intenciones de brindar su mano de obra y materia prima para la fabricación de mesas y puff para niños, con el apoyo y la supervisión de la Subdirección General de Asistencia y Tratamiento y de Trabajo del Servicio Penitenciario Bonaerense.

En el acto de donación estuvieron presentes el Jefe del Complejo Penitenciario Magdalena Eduardo Benavidez, el Director de la Unidad 28, César Escobar, el Subdirector de Asistencia y Tratamiento, Raúl Gómez y Pablo Pagano, Jefe de Talleres de la U 28, recibidos por la Directora del Jardín de Infantes, maestras, niños y un representante de la Comisión de Padres del Establecimiento educativo.

Conforman este proyecto ocho personas privados de la libertad que manifiestan su voluntad de realizar estas producciones sin recibir remuneración alguna y de manera solidaria. La actividad se lleva a cabo en el Taller de tapicería, donde concurren los participantes interesados en realizar estas obras y la producción a donar se realiza con materia prima sobrante de dicho taller. Es importante destacar que se trata de una actividad permanente, ya que se estima contar con materia prima sobrante cada mes, lo que permite poder realizar donaciones a distintas entidades e instituciones. Todo en el marco del Programa INCLUIRTE de Talleres MAS (Mutua Ayuda Solidaria) de Conciencia Social.

“Se proyecta continuar con las donaciones de manera mensual, planificando la próxima entrega al Hospital de niños de la Ciudad de La Plata y sucesivamente a distintas instituciones de bien común. Cuando se da este tipo de acciones con intenciones de dar desinteresadamente por parte de los privados de la libertad, se genera un contagio movilizando al resto a participar y a emprender nuevas obras para ser donadas. De esta forma nace la voluntad por parte de un participante del Taller de Calzado, quien ya está planificando una próxima producción y donación de pantuflas destinadas a los niños internados en el Hospital de Niños de la Ciudad de La Plata”, expresó Pablo Pagano, Jefe de la Sección Talleres de la Unidad.