Cayó Cascote, el Rey de las narco encomiendas

4

Una banda dedicada a la comercialización de estupefacientes, liderada por un preso del penal de Devoto apodado “Cascote”, que se dedicaba a traer droga desde misiones en encomiendas para venderla en regiones del Gran Buenos Aires, fue desbaratada en las últimas horas luego de un operativo realizado por la Policía de la Provincia de Buenos Aires, quienes secuestraron más de 130 kilos de marihuana.

Las detenciones, cuatro en total, se llevaron a cabo en simultáneo en los partidos de Moreno, Quilmes y en la cárcel de Villa Devoto y estuvieron a cargo de oficiales de la Superintendencia de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas y Crimen Organizada – Delegación Moreno, con la colaboración de personal del Servicio Penitenciario.

Además de los 130 kilos de marihuana (113 panes distribuidos en cajas), los uniformados secuestraron, un Chevrolet Corsa donde era trasladada la droga, una camioneta VW Amarok y dinero en efectivo que formaban parte del pago por la mercadería recibida.

Las autoridades informaron que la banda era liderada por “Cascote”, un interno del penal de Devoto que se encuentra cumpliendo condena por causas vinculadas al narcotráfico. Según se indicó, “Cascote” había conocido tiempo atrás a otro interno de nombre Hernán.

Éste último recuperó su libertad y formó una asociación ilícita con “Cascote” que implicaba ir a Misiones, pasar marihuana por la frontera y mandarla en paquetes por encomienda de correo a Buenos Aires.

Una vez en la región, la droga era recibida por familiares y allegados del preso (entre ellos su esposa), quienes la distribuían y comercializaban en distintos puntos del conurbano.

Luego de una intensa investigación, que comenzó en el mes de mayo e incluyó la intervención de nueve líneas telefónicas, filmaciones, toma de placas fotográficas y vigilancia encubierta, los efectivos lograron establecer el día de la próxima encomienda y montaron el operativo que posibilitó el desbaratamiento de la organización narco.

Los detenidos quedaron a disposición de la justicia. En tanto, “Cascote”, agravó su situación de convicto.