Ritondo: “Sacar las armas de las calles significa más vida”

    3

    El ministro de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, Cristian Ritondo, explicó la importancia de la política de desarme que está llevando adelante la Provincia y el gobierno Nacional, y presentó más de 20 mil armas de guerra y uso civil incautadas en distintos procedimientos realizados por la Policía y que serán destruidas.

    Durante la presentación, el titular de la cartera de Seguridad destacó que “más del 50% de estas armas tienen que ver con bandas que operaban en el narcotráfico, el secuestro de personas y con las mafias. Estas armas hacen que el delito sea cada vez más violento. Por eso es importante destacar el trabajo que estamos haciendo junto con la gobernadora María Eugenia Vidal y el gobierno Nacional, con respecto al plan de desarme”.

    Además, el funcionario del gabinete de María Eugenia Vidal agregó: “pasamos de secuestrar 40 armas diarias a un promedio de casi 80. No quiero más detenidos por portación de armas, quiero que haya menos armas en la calle”. Y sostuvo que “es importante entender que la persona que lleva un arma sin papeles va a quedar detenida. Sacar las armas de las calles significa más vida”, añadió Ritondo.

    Desde diciembre de 2015 hasta la fecha, las armas incautadas durante distintos procedimientos en la provincia de Buenos Aires suman más de 20.000. El año pasado se destruyeron 10 mil armas.

    Se estima que el 40% de las armas ilegales que circulan hoy por el país provienen de la provincia de Buenos Aires. El 51% que provienen del circuito ilegal, tienen su uso en el crimen organizado por delitos relacionados con el contrabando, el narcotráfico, la trata de personas y las bandas de piratas del asfalto.

    La destrucción forma parte de la estrategia global para el desarme desplegada por el Gobierno nacional, puesta en marcha a través del Programa Nacional de Entrega Voluntaria de Armas de Fuego al cual la provincia está adherida.

    El acto se llevó a cabo en el salón de las banderas del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires, y junto a Ritondo estuvo el Jefe de la Policía de la Provincia, comisario general Fabián Perroni.