Vinculan a una sobrina del gobernador de Formosa con el narcolavado

15

La justicia federal puso la lupa sobre Liliana Mabel Tijera Insfrán, sobrina de Gildo Insfrán, el gobernador de Formosa, y su esposo, Javier Felimer Ávalos, por supuesto lavado de dinero proveniente del narcotráfico. Se detectaron ingresos en sus cuentas bancarias por más de 91 millones de pesos y la adquisición de importantes inmuebles y de nueve vehículos, varios de ellos de alta gama. Se sospecha que es parte del producto de una actividad ilícita que terminó con el operativo conocido como “Narcozapallitos”.

El 14 de octubre de 2016 un camión de la empresa Santa Rita, que Ávalos constituyó con Insfrán, fue detenido por la Gendarmería. Llevaba 2543 kilos de marihuana camuflados en cajones de zapallitos en Laguna Naineck, cerca de la frontera con Paraguay, a unos 45 kilómetros de Clorinda. La carga tenía como destino Mendoza, y probablemente el mercado chileno, donde la marihuana se cotiza el triple que en la Argentina.

Ávalos declaró ante la jueza federal de Resistencia Nilda Niremperger a fines de octubre y quedó detenido. Pero la magistrada le dictó la falta de mérito en la causa en la que finalmente fueron procesadas siete personas que pertenecían a la estructura más baja de la organización, peones y choferes.

El fiscal Patricio Sabadini apeló y ahora investiga el crecimiento económico desmesurado de este matrimonio que se dedica a la venta de hortalizas y verduras, una actividad que no deja grandes márgenes de ganancia. Lo que despierta sospechas de que Ávalos e Isfrán estén involucrados en el lavado de activos proveniente del narcotráfico es el crecimiento patrimonial que ambos tuvieron en los últimos dos años, que no se condice con sus ingresos, según indica en un informe la Unidad de Información Financiera (UIF).

Ávalos e Isfrán poseen las sociedades Santa Rita y Favasa en el mismo domicilio -calle Juan Domingo Perón S/N- en General Belgrano, Formosa, a 150 kilómetros de la frontera con Paraguay. Según un informe de la AFIP, durante 2015 Ávalos acreditó en sus cuentas bancarias 38.248.491 pesos, mientras que el año pasado los depósitos en su cuenta fueron de 31.677.090 pesos.

Ávalos figura inscripto en la AFIP como trabajador autónomo en la categoría T3, con ingresos estimados anuales por 25.000 pesos.

Liliana Tijera Insfrán, que es socia de su marido en estas dos sociedades y creó otra firma llamada Miniprecios en marzo de 2009, tenía acreditaciones bancarias por 15.389.605 pesos en 2015 y por 5.762.342 el año pasado.

También está inscripta en la AFIP como trabajadora autónoma y en 2015 informó un ingreso gravado de 84.000 pesos.

El fiscal pidió al Banco Central de Paraguay que informe sobre posibles cuentas radicadas allí por la pareja sospechosa. Eventualmente, en entidades radicadas en Asunción.

Ávalos e Isfrán obtuvieron ingresos por más de 91 millones con la supuesta comercialización de verduras y hortalizas y adquirieron nueve vehículos, varios de ellos de alta gama, como tres Toyota Hilux, un BMW X6 y una VW Amarok, además de cinco camiones Iveco y Ford.

El informe elaborado por la UIF que presentó el fiscal Sabadini señala que “la legitimación de bienes provenientes del narcotráfico podría encontrarse en la estructura comercial” de Ávalos e Insfrán a través de las firmas Santa Rita, Favasa y Miniprecios.

Sabadini apunta a Ávalos e Insfrán como cabezas de esta organización compleja que podría tener lazos con el poder político provincial, dados los lazos de parentesco de esta mujer de 34 años con Gildo Insfrán: es hija de Gladys Eulogia Insfrán, prima del gobernador.

Cuando se conoció el secuestro de los 2543 kilos de marihuana en un camión de la firma que es de Ávalos e Insfrán, el propio Partido Justicialista (PJ) emitió un comunicado para desligar al mandatario formoseño del hecho. Y calificaron como una “operación” tratar de forzar una eventual relación del gobernador con la organización narcocriminal.

Durante los últimos años, funcionarios y dirigentes del PJ estuvieron involucrados en casos de narcotráfico. Formosa, al ser una provincia que tiene una extensa frontera fluvial y terrestre con Paraguay, es uno de los puntos rojos en la materia, al igual que Corrientes, donde en marzo pasado estalló el escándalo de la megacausa Sapucay, en la que entre los 23 imputados figuran dirigentes políticos y miembros de las fuerzas de seguridad, entre ellos, Natividad “Roger” Terán, intendente de Itatí, actualmente detenido.

Uno de los casos más resonantes en Formosa ocurrió el 20 febrero de 2016, cuando Pedro Ramón Bareiro, que en ese momento era delegado del área de Frontera de Formosa, fue sorprendido con 50 kilos de cocaína en una camioneta oficial.

La droga fue detectada por casualidad porque el funcionario había volcado sobre la ruta nacional 11. Este hecho sucedió a 45 kilómetros del lugar donde el personal de la Gendarmería decomisó los 2543 kilos de marihuana en el camión cargado de zapallitos de Ávalos e Insfrán.

Por aquel caso el juez federal de Corrientes Juan Carlos Vallejos (subrogante en Formosa) procesó al funcionario, a su hijo Flavio y a la novia del joven, Cecilia Cáceres, que también iban en la Toyota Hilux.